Sorprendentes mitos sobre gatos que puede que no conozcas

No todos los mitos sobre gatos son ciertos, sino que algunos se pueden considerar «leyendas urbanas» que son totalmente falsas. Vamos a repasar algunos de estos mitos de los que seguramente hayas oído hablar alguna vez.

mitos sobre los gatos
Fuente: Fernando Della Flore

Hasta hace bien poco, no me consideraba un amante de los gatos. Me gustaban pero no tanto como los perros, pero hace poco tuve la oportunidad de estar presente en el parto de la gata de mi tía. Fueron cuatro los gatitos que nacieron, y al verlos tan pequeños y tan adorables, mi visión sobre estos animales cambió. Esto hizo que me interesara más sobre ellos y que buscara información y me encontré por la red con que hay muchos mitos sobre estas mascotas que son falsas y que hasta ahora no lo había sabido. Puede ser que vosotros ya lo sepáis, pero por si acaso hoy me he decidido a compartir con todo algunos de estos sorprendentes mitos.

La leche no es un buen alimento para ellos

La leche puede ser perjudicial para los gatos
Fuente: Alejandro Magnun

Este es uno de los mitos que más me llamaron la atención cuando lo descubrí. Todo el mundo piensa que la leche es buena para los gatos cuando son pequeños, de hecho es habitual ponerles algún recipiente lleno de leche. Si tú los observas, puedes ver como disfrutan con este alimento, pero no es bueno para ellos porque no la pueden digerir bien.

Mientras que son amamantados por la madre, su organismo genera una enzima que les permite procesar la lactosa, el azúcar de la leche, pero cuando ya están destetados, su cuerpo no la genera pudiendo provocar dolor de estómago a los gatos adultos.

Cuando ronronean es por placer

Seguro que te has encontrado el caso en el que has estado acariciando a un gato y este ha empezado a ronronear. En ese momento piensas que lo hacer por gusto, y en cierto modo es así, aunque no siempre, ya que hay casos en los que puede llegar a molestarle que le estemos acariciando y emitan ese pequeño ruido para hacérnoslo saber. Así que la próxima vez que oígas a un gato ronronear, piensa que lo que le estés haciendo no le pueda hacer mucha gracia.

Los gatos no pueden ser entrenados

Los gatos pueden ser amaestrados
Fuente: David Campbell

Se trata de otro de los mitos falsos más comunes que nos podemos encontrar. Siempre se ha dicho que a los gatos no se les puede domesticar como ocurre con los perros, pero esto no es así, ya que con un poco de esfuerzo se puede lograr resultados parecidos. El problema es que estos animales son más independientes e interesados y se mueven por su beneficio, por lo que si en un momento determinado ven que se aburren o que no les interesa lo que le ofrezcamos, no tengas duda que te darán la espalda.

También se dice que el problema están en que a los perros se empezó a amaestrar hace 10.000 años, mientras que a los gatos solo 5.000. Por cierto, si quieres saber como adiestrar a tu perro, mira estas claves que os dejamos hace tiempo.

Son animales muy curiosos

De todos es conocido el dicho «La curiosidad mató al gato«, y lo mismo es por esto por lo que todo el mundo piensa que estos animales son muy curiosos, aunque a la hora de la verdad no es así, sino que su afán por descubrir cosas nuevas es similar a la de otros animales. Es más, en muchos casos, los gatos se mantienen a una distancia prudente de lo desconocido, mientras que otras especies se arriesgan más.

Son animales que siempre caen de pie

Los gatos siempre caen de pie
Fuente: Light Artisan

Otra de las cosas que siempre pensamos cuando vemos a un gato, y en parte es cierto, pero con matices. Un gato adulto o con varios meses de vida, si que habrá adquirido esa habilidad para poder girarse y caer sobre sus cuatro patas, pero un gato recién nacido, tardará semanas en adquirir la habilidad, por lo que no siempre podemos afirmar que es falso.

Aquí también ha que tener en cuente el caso en el que el animal haya tenido algún tipo de problema neurológico, que puede hacer que no haya desarrollado esta habilidad.

Los gatos pueden ver en la oscuridad

Los gatos no pueden ver en la oscuridad pero si en la penumbra
Fuente: Gabriel González

Este punto hay que matizarlo ya que si está en una habitación totalmente a oscuras donde no se me nada, el gato no podrá ver, como pasa a los humanos, pero si que pueden ver en la penumbra debido a que tienen retinas con un mayor número de receptores para la luz.

El olfato de los perros es mucho mejor que el de los gatos

Tanto los perros como los gatos disponen de algo que se puede considerar como una segunda nariz y que le permite detectar olores que no pueden los humanos. Este órgano recibe el nombre de órgano de Jacobson y está compuesto por dos tubos llenos de líquido lo que les permite recibir el olor de las sustancias químicas.

Los perros tienen el sentido del olfato más potente, pero los gatos tienen el sentido químico mucho más desarrollado.

En este vídeo que os dejamos, podéis conocer más sobre estos mitos de los que hemos hablado.

¿Conocías de antemano algunas de estas cosas que hemos comentado? Si quieres aportar algo nuevo para que todo el mundo lo sepa, no dejes de hacerlo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here