Si tienes un perro viejo y lo quieres, ¡sigue estos consejos!

Todos los que tenemos mascotas queremos que nunca llegue el momento en el cual se pongan viejas. Sin embargo, un buen punto que debemos considerar cuando arriba esta etapa, es que podemos demostrarle más que nunca todo lo que les queremos. Por eso, si tienes un perro envejecido, tienes que seguir estos consejos simples pero efectivos a la hora de brindarle todo el amor del mundo.

La alimentación

Los alimentos que el perro ingiere son uno de los principales puntos que debemos considerar cuando pensamos en su salud llegada la última etapa de la vida. Todo su cuerpo se ha vuelto más débil que antes, incluso sus dientes, y por eso puedes mojar un poco sus copos -si no son para adultos mayores- además de darle una mayor cantidad de minerales y menos hierro en su dieta tradicional.

Perros viejos

Los paseos

Aunque muchas personas consideran que cuando sus perros están más mayores ya no tienen ganas de salir a pasear, sucede más bien todo lo contrario. La cuestión es que aunque nuestro compañero peludo camine mucho más lento que antes, él querrá salir a dar una vuelta por el barrio o el parque como en las viejas épocas, y eso también le dará ánimo para sentirse más joven.

Ayuda constante

Más allá de eso, es evidente que la salud de nuestra mascota se va deteriorando conforme pasa el tiempo, y por eso mismo es importante considerar que tenemos que ayudarle en todo lo que esté a nuestro alcance. Una buena alternativa es ponerle una cama en el piso de abajo para que no suba las escaleras, además de evitarle todos los movimientos bruscos que puedan comprometer su integridad.

Darle seguridad

Finalmente, el último de los pasos que debemos considerar es darle siempre la seguridad de que sepa que cuenta con nosotros. Esto es sobre todo importante a partir de los ocho años en perros de grandes dimensiones, y de los diez años en los que son un poco más pequeños.

Ir arriba