¿Cómo mejorar las fotos de mi gato?

Cuando revisaba anoche qué habían subido a Instagram mis contactos amigos, me he dado cuenta de que una enorme cantidad de ellos ponían fotos de sus gatos. Sin embargo, también es cierto que por lo que se veía, aprovechan los momentos en los que los felinos descansan, y les es mucho más difícil poder tomar buenas imágenes cuando se desplazan por sus casas a gusto.

Por eso en esta ocasión en Mascotalia.es queremos enseñarte algunas más que interesantes tácticas para que obtengas no sólo mejores fotos de tus gatos, sino que éstas se vuelvan mucho más variadas de lo que suelen ser. Lo primero, si no tienes problema en estar encima de él, será espiarle, ya que con eso vas a tener imágenes mucho más naturales de las que puedes estar acostumbrado.

Selfie con gato

¿Cómo le hago una Selfie?

Las Selfies de animales se han vuelto sumamente populares, aunque sabemos que tomársela a un perro es mucho más sencillo que hacer lo propio con un gato, y por eso necesitamos ciertos trucos. Lo mejor que podemos aconsejarte es que pongas algún fondo con una bola de color sobre negro que se mueva, tú por detrás del gato, y tomes la Selfie. Evidentemente, si tu gato es de arañar o atacar lo que le acerques, ten cuidado con el móvil.

Trucos varios

Por otro lado, muchas veces podemos obtener mejores experiencias a la hora de fotografías a nuestro gato cuando nos rebajamos a su altura. Si él está en el piso, tirándonos a su lado podemos conseguir una calidad muy superior en la imagen que buscamos. Si logras que mire a la cámara, mientras tanto, es mejor que intentes apuntar a sus ojos, con lo que conseguirás imágenes cargadas de expresividad.

Cuidado con el flash

Finalmente, cuando le saques fotos a un gato tienes que saber que existen ciertos cuidados de salud que debemos considerar. El flash no está prohibido, pero hay que utilizarlo en circunstancias muy específicas, que son las siguientes: en exteriores, siempre que sea de día, y a una distancia prudencial. Todo lo que no sea eso, podrá provocarle un ataque de pánico a tu gato y asustarlo. Y olvídate de las buenas fotos luego de ello.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here