5 consejos para ayudar a los gatos gordos

Todos creemos que un gato gordo es un gato feliz, satisfecho y simpático, al que le gusta que lo mimen y que la pasa de maravillas. Pero la realidad es bien otra. La gordura no es saludable ni en los seres humanos ni en los animales por supuesto. Si tú tienes a un gato como mascota y es gordo, aquí te daremos unos consejos para ayudar a los gatos gordos y de paso podrás ahorrarte unos buenos pesos ya que alimentar a un gato glotón no es nada barato.

Gatos gordos 1
Wikimedia

Dieta, también para las mascotas

Cada alimentación es diferente

Los gatos gordos en muchos casos sólo comen carne, por lo que su digestión es bastante rápida. Al no ingerir vegetales no tienen que descomponer celulosa -la que se encuentra en las verduras- por lo que si se siguen las indicaciones de algunas dietas que aconsejan incorporarlas se les puede causar alteraciones digestivas a nuestros mininos. Por otro lado, una dieta que se compusiera exclusivamente de maíz y arroz sólo le aportaría las llamadas “calorías vacías” a nuesta mascota.

El consejo es observar cuidadosamente las etiquetas de los alimentos que adquirimos para nuestro gato, respetando a la carne como el ingrediente principal de su alimento. Debemos aprender que los alimentos de mayor calidad son aquellos que no tienen “relleno”, lo que nos asegurará una mejor nutrición para nuestro gato.

Gatos gordos 2
Wikimedia
¿Comida enlatada o seca?

Hay que partir de la base de que en la naturaleza sólo el 5% de la dieta de un gato está constituida por hidratos de carbono. Cualquier proporción mayor a ésta solo asegurará el sobrepeso de nuestro gato.

Las personas que prefieren alimentos secos para sus gatos deben saber que esta clase de nutrición -especialmente si es de mala calidad- contiene mucho alimento de relleno constituidos por hidratos de carbono, ya que son más baratos que la carne. El alimento enlatado suele tener mayor contenido de agua y menor de hidratos.

Cuidado con la cantidad

Una tentación en la que solemos caer por comodidad o por desconocimiento es llenar el comedero para que pueda comer lo que quiera a lo largo del día. Este es un gran error. Los gatos gordos no deben alimentarse a voluntad. Si hacemos esto, nuestro gato se pasará literalmente el día comiendo, por costumbre simplemente y aún sin tener hambre verdaderamente.

El consejo es activar el instinto cazador de nuestro gato. El procedimiento indicado es el siguiente. Colocamos su comida en el comedero y al cabo de unos diez a veinte minutos si no ha comido se la retiramos para dársela nuevamente a la hora de la cena. Esta simple medida es muy efectiva y notaremos los resultados en la silueta de nuestra mascota en poco tiempo.

Gatos gordos 3
Wikimedia
Haz que se ejercite

Es sencillo. Solo debes jugar con estos gatos gordos. ¿Cómo? ¡muy simple!, sólo debes perseguirlo o que él te persiga a ti. Otra alternativa es mostrarle ratones de juguete o usar un láser para que persiga a la luz, es infalible con los gatos. Una pelota es también un objeto irresistible para ellos, la perseguirán hasta acabar agotados. En el caso de los felinos, no es necesario llevarlos de paseo. Basta con 20 minutos de juegos al día.

Con esta rutina el gato estará más contento y satisfecho y dejará la expresión de tristeza y aburrimiento que seguramente tiene hoy ante tanta inactividad. Además, la actividad física favorecerá también su bienestar mental y lo ayudará a quemar todo exceso adiposo que pudiere tener.

Prohibido consumir restos de comida

Una de las tentaciones más comunes es darles de comer a nuestros gatos los restos de nuestras comidas. Lo cierto es que la comida que ingerimos los humanos no es la mas apropiada para los animales en general y por esto mismo tampoco para los gatos. Solemos perder de vista además que lo que para nosotros es un pequeño bocado, para los gatos gordos es una cantidad enorme de comida.

Por otra parte, el tipo de alimentos que los humanos toleramos es diferente del que pueden ingerir sin consecuencias los felinos. En suma, debemos reducir al máximo la cantidad de ocasiones en que les damos a nuestros gatos gordos restos de nuestra comida y aún en ese caso debemos hacerlo con mucho cuidado y examinando la calidad y la cantidad del alimento suministrado.

¿Has tenido que lidiar alguna vez con gatos gordos? ¿Cómo lo has hecho?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here