Cepillar al perro, ¿por qué es importante y cómo hacerlo?

Cepillar el pelo de nuestro perro no es solamente una tarea que beneficia a su aspecto y su belleza. Además de mantenerlo en las mejores condiciones, tal vez lo más importante es el vínculo que se construye entre el animal y su amo.

Cepillar al perro
Wikipedia

Un proceso molesto pero necesario

También debemos saber que a pesar de que la mayoría de los perros disfrutan de ser peinados, a algunos esta tarea no les divierte para nada y se muestran esquivos. Para evitar esta situación, lo más indicado es acostumbrarlos desde que son cachorros para incorporen a esta actividad como algo natural en sus vidas.

Cada raza necesita un cepillado diferente en cuanto a modalidad y tiempo de cepillado. La regla general es hacerlo diariamente ya que si bien para el pelo del animal esto no sería tan necesario, para crear el vínculo es lo más recomendable.

Otro de los beneficios de cepillar al perro frecuentemente es que con esa práctica se evita que el perro tenga parásitos externos que tan desagradables son y que provocan importantes trastornos. De esta forma y dado el contacto cercano con el animal se puede detectar cualquier alteración que aparezca en su piel permitiendo detectar posibles alteraciones alérgicas o dermatitis.

Hay que tener en cuenta que los productos para cepillar al perro pueden ser distintos en cada caso. Los perros con pelo corto necesitan un tipo de cepillo diferente que aquellos de pelo largo. Para los perros con pelo corto conviene utilizar cepillos con cerdas blandas o a lo sumo medias. También es posible usar un guante de aseo ya que este elemento permite rascar la piel de nuestro perro en puntos específicos. Para las razas con pelo largo es conveniente usar un cepillo con cerdas de alambre y de mayor tamaño.

A pesar de los beneficios del cepillado que hemos venido señalando, no debemos olvidarnos de visitar al veterinario periódicamente ya que solamente el profesional será el capacitado para detectar determinados síntomas que escaparán a nuestra mirada de aficionado. En el consultorio del veterinario también podrán encargarse de que nuestro perro reciba un buen corte de pelo, un baño reparador y será el profesional quien se encargue de eliminar los nudos de pelo que inevitablemente se formarán en el pelaje de nuestra mascota, especialmente si es un perro de pelo largo.

Una vez más, no olvide que la práctica diaria del cepillado creará un vínculo sólido entre usted y su mascota. Otra cuestión a tener en cuenta es que en el verano muchas razas caninas mudan su pelo. Esto significa que es el momento en que más tendremos que cepillar su pelo. Para algunos, esta es la peor época del año, por lo menos en cuanto al cuidado del perro se refiere. Pero no debería ser así, al contrario. Es una nueva oportunidad de reforzar el vínculo con nuestra mascota.

Cepillar al perro 2
Pixa Bay

Consejos fundamentales para cepillar al perro

Lo primero que debemos aprender es a tomar el momento que dedicamos a cepillar a nuestro perro como un tiempo de relajación y descanso para ambos. Nuestra mascota sentirá la tranquilidad que le transmitimos y nosotros aprovecharemos para olvidarnos de nuestras preocupaciones y ponernos a disposición de nuestro perro enteramente. Además, sabremos que estamos no solo brindando cariño al animal sino que lo estamos beneficiando grandemente en estética y en salud.

Para elegir bien el instrumento para cepillar al perro, a utilizar, debemos consultar en una tienda especializada o directamente en el consultorio veterinario. Luego, debemos mantenerlo en condiciones higiénicas. Para esto tendremos que retirar los pelos que hayan quedado adheridos a las cerdas luego de cada cepillado.

Es fundamental que el perro no tema al cepillo y que lo vea como un instrumento que lo beneficia y evitar que le infunda temor. Como siempre, lo mejor es comenzar cuando son cachorros para que se acostumbren a su presencia. Siempre hay que acercarse al perro cuando esté relajado y tranquilo.

Finalmente, debemos recordar que cada tipo de pelo debe ser cepillado una mayor o menor cantidad de veces. En las épocas de muda del pelaje el cepillado debe ser diario. También hay razas que pierden pelo todo el año, por ejemplo los Husky, mientras que hay razas que prácticamente no lo sueltan (los perros de agua).

Por esto, es importante al momento de elegir la raza de nuestro perro tener en cuenta el tipo de pelo y el tiempo que demandará el cepillar al perro para elegir la más apropiada y que más de acuerdo esté con nuestro tiempo y nuestras ganas de compartir con él.

¿Conocías estos trucos y consejos para aplicar cuando vamos a cepillar al perro?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here