¿Cómo enseñar trucos a un gato y que funcione?

Es verdad el hecho de que enseñar a los perros es más fácil que enseñar trucos a un gato, pero en este post trataré de facilitar los pasos básicos para que nuestra mascota aprenda algunas cosas simpáticas. Eso sí, debemos tomarlo con calma.

Enseñar trucos a un gato: saltar

enseñar trucos a un gato
Fuente: nah-belle

Este es uno de los trucos más fáciles de hecho tengo 5 gatos y todos han aprendido a dar saltitos, quedarse quietos o “bailar”. Para ello hay que coger un bocadito o golosina (algo que le guste mucho) y sostenerla en la mano a una altura en la que el gato tenga que ponerse a dos patitas. Hay que sostenerla en vertical y sobre su boca. Esta es una buena forma de que la mascota se ponga a dos patas.

Los gatos deben tomarse su tiempo al principio para después saltar y alcanzar el bocadito. También se puede elevar el bocadito cada vez más, hasta conseguir que de los saltos más grandes. También se puede balancear el bocadito y apremiar diciendo -salta, salta-.

Una vez que el gato está a dos patas intenta que se mantenga así el mayor tiempo posible. Es una buena forma de que se mantengan en vertical y se queden quietos. Son varios trucos en uno. El bocadito también se puede girar, entre los dedos, y hacer girar al gatito sobre sus patas traseras. Por último, cuando vuelva a su posición normal deberemos recompensarle felicitándole.

También te puede interesar: 5 trucos para adiestrar un perro.

Enseñar trucos a un gato: dar la pata

enseñar trucos a un gato
Fuente: Deviantart/spasticmonkey85

¿Te gustaría que tu gato te diera la pata como saludo? Para ello debemos dejar que la mascota huela la golosina o el bocadito (algo que le guste) y luego alejarlo de él. A continuación, con los dedos levantaremos su pata trasera y le daremos el bocadito. Esto hay que repetirlo unas cuantas veces. Al menos unas 15 veces durante varios días para que se le quede. Después de cada sesión deberemos felicitarle, darle mimos o un bocadito, o golosina, para premiarlo.

En muchas ocasiones los gatos aprenden cosas que luego dejan de hacer en pocos días. Para que los trucos enseñados se les quede, y continúen con ellos, deberemos continuar los dueños con el entrenamiento de forma regular. Al menos una semana seguida.

Enseñar trucos a un gato: sentarse

enseñar trucos a un gato
Fuente: Deviantart/drake09

Este truco es relativamente fácil de enseñar para ello coge una golosina o algo que le guste y pásala sobre la cabeza del minino. No hace falta que sea muy alto se puede desplazar a la altura de sus orejas. De esta manera sostén el premio y mueve éste en dirección a su cola.

Hay que hacer este movimiento lentamente para que el gato eche un vistazo a su comida preferida. Repite estos movimientos hasta que tu gato se siente y luego premiarlo cuando lo haga. Al igual que todos los trucos deberemos repetirlo para que adopten esta costumbre. Ya verás como llega un momento en el que haces el mismo movimiento con la mano (sin golosina) y el gato/a se sienta.

Enseñar trucos a un gato: saltar un aro

enseñar trucos a un gato
Fuente: Deviantart/thexicexqueen

Para enseñar este truco a nuestro gato vamos a necesitar un pañuelo, una golosina alargada o algo que le guste mucho. La idea es que el premio sea algo largo para mantenerse lejos del gato y así la mascota no tendrá más opción que seguirte a través de un aro. Procura que el aro elegido sea lo suficientemente grande para que no tenga ningún problema al pasar.

Los gatos son muy listos y pueden aprender muchas cosas aunque debemos tener más paciencia debido a su espíritu inquieto e independiente. En este caso, para obtener el pañuelo o el juguete que quiera deberá atravesar el obstáculo. También te puede ayudar usar la comida si tu gato es un goloso.

Los gatos son mamíferos de lo más curiosos y esto les lleva a aprender cosas nuevas. Ya sea por su cuenta o por el dueño los mininos son animales que sorprenden cada día. ¿Tu también tienes gatos? ¿Tu gato es especial por algo en concreto?

¿Qué debes tener en cuenta a la hora de enseñar trucos a un gato?

enseñar trucos a un gato
Fuente: Deviantart/rp1337

Los felinos son inteligentes por naturaleza y pueden aprender muchísimas cosas, además de las que hacen por su cuenta. Pero a los animales no hay que gritarles o utilizar un tono fuerte de voz (autoritario) cuando se les enseñan trucos. Las voces autoritarias generarán estrés en la mascota y retrasarán el aprendizaje.

Otra cosa a tener en cuenta es la recompensa al gato cada vez que haga un buen trabajo. De esta manera reforzaremos su conducta de forma positiva. Particularmente lo hago mucho con mis gatos y ellos se sienten muy agradecidos y felices. ¿Qué te parece este método?

También debemos tener en cuenta que las sesiones que hagamos con el gato han de ser cortas. No hay que insistir de forma brusca y menos agresiva. Las sesiones han de hacerse de manera calmada y así aprenderá más rápido. Recordemos que existen muchos tipos de gato y cada uno de ellos tienen su personalidad y su temperamento. ¿Cómo es tu gato?

Por último, es recomendable utilizar las golosinas para incrementar la excitación del gato por coger ésta, pero debemos tener en cuenta no sobre alimentar a la mascota. El exceso de golosinas puede hacerlo engordar así que lo ideal es ir eliminando las golosinas poco a poco hasta que la mascota haga los trucos por sí sola.

Como hemos comprobado no hace falta ser un experto para enseñar a nuestros gatos cosas básicas y graciosas. Es importante enseñar con todo el amor del mundo a nuestros gatos (o el animal que tengamos). Con paciencia verás como realizan todos los trucos y con un poco de práctica te sorprenderán siempre.

¿Qué te parece la idea de enseñar trucos a un gato? ¿Qué raza de gato tienes en tu casa? ¿Tu gato sabe hacer cosas que nunca habías visto? ¡Comparte con nosotros las cosas que hacen a tu mascota especial!

También te puede interesar: ¿Se puede adiestrar a un hurón?

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here