El tratamiento de la diabetes en animales

Al igual que los seres humanos nuestras mascotas también pueden tener diabetes. Debemos aprender a detectar cuando algo no va bien y acudir al veterinario cuando haya alguna sospecha. La diabetes en animales como en perros y en gatos, puede ser controlada y vigilada para que la mascota viva alegre, fuerte y feliz.

Diabetes en animales: los perros

diabetes en animales
Fuente: vurtov

Es una enfermedad más común de lo que puedas pensar en perros y afecta a cualquier raza. No obstante, tienen más riesgo de padecerla razas de can como el Schnauzer miniatura, los Golden Retriever, el Pastor alemán y los caniches. Al mismo tiempo ambos sexos pueden padecer esta enfermedad pero se da un nivel más alto en las hembras. La edad promedio de inicio de la enfermedad suele ser en perros de 6 a 9 años.

También te puede interesar: La depresión en los gatos.

Síntomas de la diabetes

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/theboywithnohats

La deficiencia de insulina en el animal puede hacer que se encuentre un alto nivel de azúcar en sangre y en orina. Los síntomas más comunes de tu mascota son orinar más veces y en gran volumen, y la posible deshidratación de la misma. Tu perro beberá agua con más frecuencia y puede que le aumente el apetito, pero su peso disminuye sin explicaciones para el dueño.

Cuando un can se encuentra en una fase más avanzada de la enfermedad se presentarán algunos de los siguientes síntomas: letargo, pérdida del apetito, deshidratación, debilidad, vómitos y en última instancia el coma, y la muerte. La diabetes puede llegar a afectar a todos los órganos en estado avanzado. Por este motivo el hígado puede verse agrandado, pueden contraer más infecciones e incluso llegan a desarrollar problemas neurológicos si no es tratada.

Tratamiento y dieta

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/szuwar

El veterinario dictamina qué grado de diabetes tiene y como hacer frente a la enfermedad. El control en la dieta y unas inyecciones diarias de insulina le ayudan a regular su organismo a la mayoría de los perros. Aunque se sigue investigando es importante saber que los medicamentos para la diabetes de los humanos no han sido eficaces en los perros.

El veterinario prescribirá la insulina y la dosis diaria a tu mascota, pues cada caso es diferente. Al principio puede que la terapia se inicie en casa. El profesional debe explicarte como poner la inyección. Después de una semana el perro debe ser llevado de nuevo ante el veterinario para comprobar sus niveles de azúcar en sangre y orina. Después de algunas pruebas el profesional detallará la dosis correspondiente si la hubiera y te explicará que tienes que hacer. Recuerda que es importante establecer un horario estricto para ponerle las inyecciones al can.

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/mattglass

Una dieta estupenda para tu perro será lo que mejor le venga, además de las inyecciones. Si tu perro es diabético y además está gordito debe bajar de peso. Una dieta alta en fibras y en carbohidratos será lo que necesite. El veterinario deberá hacerte una dieta para la mascota. Evita darle a tu perro alimentos blandos y húmedos o esas golosinas tan ansiadas. Todo esto es alto en azúcar.

Por otro lado, para un perro bajo de peso deberás darle una dieta baja en fibra pues contienen mayor densidad de calorías. Debes alimentarlo así hasta que recupere su peso. Después la mejor dieta para prevenir o paliar la diabetes es alimentos enlatados y secos que contengan altas concentraciones de fibra y carbohidratos complejos.

A la hora de alimentar a tu animal no le proporciones todas las calorías del día en una sola comida. Es mejor dividir la ración diaria en partes iguales y darle de comer dos o tres veces al día o según las indicaciones de tu veterinario.

Diabetes en animales: los gatos

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/jmcio

Esta enfermedad también es un problema común en los gatos y pueden tenerla de dos tipos. La que se suele presentar con más frecuencia es una muy similar a la del tipo 2 en los seres humanos. Los gatos mayores de 8 años y los gatos obesos tienen una mayor probabilidad de sufrir esta enfermedad.

Síntomas de la diabetes

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/ivancoric

En los gatos es más difícil detectar casi todo tipo de enfermedad pero debes saber que la diabetes tiene muchísimos efectos en los felinos. Algunos de estos síntomas pueden ser: la pérdida de peso inexplicable, exceso de sed en el gato, deshidratación, micciones en grandes cantidades y frecuentes, vómitos, pelaje seco y con caspa, mal aliento, problemas de vista (incluso la ceguera total) y debilidad en las patas traseras.

Tratamiento y dieta

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/ariverrr

Si tienes la sospecha de que tu gato puede padecer diabetes una buena forma de comprobarlo es analizar la orina del felino en busca de cetonas. Esta prueba se hace utilizando unas tiras que se pueden comprar en la farmacia o en la propia clínica del veterinario. La presencia de cetona en la orina es una señal de que la enfermedad ha progresado.

La diabetes en animales puede ser complicada si no se busca un tratamiento para la mascota. El veterinario ha de hacerle una consulta a tu felino para descartar otras posibles enfermedades y realizará un examen físico para un correcto diagnostico del animal. El médico debe hacerle varios análisis de sangre y de orina en tiempos diferentes pues solo uno no detecta la enfermedad. Para comprobar la diabetes en gatos medir los niveles de fructosamina en sangre es otro método.

Si al final tu gato tiene que llevar un tratamiento a base de inyecciones de insulina éstas han de ser prescritas por el veterinario. Pueden ser una o dos veces al día y se administra por vía subcutánea. Por lo general esto se puede hacer en casa en un horario regular y previa información por parte del veterinario.

diabetes en animales
Fuente: Deviantart/kaminary-san

La diabetes tipo 1 requiere de inyecciones diarias de insulina pero la diabetes tipo 2 puede ser tratada solo con una dieta adecuada para el felino (no siempre es así). La idea es reducir la obesidad si tu gato tiene unos kilos de más y reducir los carbohidratos en la dieta cambiando ésta por comida húmeda enlatada o comida preparada en casa. Basta de alimento seco pues tiene demasiados carbohidratos. Aún siguiendo esta dieta puede que tu gato no mejore así que deberás llevarlo de nuevo al veterinario ya que puede que necesite también las inyecciones de insulina.

¿Qué te parece este post sobre la diabetes en animales? ¿Tienes una mascota diabética? ¿Podrías compartir cuál es el tratamiento que le han hecho seguir? ¿Qué dieta le han mandado?

También te puede interesar: Conoce las enfermedades más habituales en los perros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here