¿Cómo cuidar un gato recién nacido?

Ideas para cuidar un gato recién nacido

Existen algunos aspectos que debes tener en cuenta a la hora de cuidar un gato recién nacido, así estaremos garantizando su salud y calidad de vida.

En el siguiente artículo te daremos diferentes consejos que puedes tener en cuenta cuando tengas que cuidar un gato recién nacido. Si bien no es nada complicado, es necesario conocerlos y llevarlos a cabo.

Algunos consejos para cuidar un gato recién nacido

Ideas para cuidar un gato recién nacido
Fuente: Antifama

Desde el momento de su nacimiento nuestras mascotas requieren de nuestra atención, por eso nos referiremos a cómo cuidar un gato recién nacido. Es muy importante que se encuentren en un lugar tranquilo y apartado de las otras mascotas de la casa. Este lugar debe estar protegido de las corrientes de aire y de los cambios de temperatura, lo ideal es que no estén en contacto con el frío del suelo, si es posible sobre la misma cama de su madre, si no se tiene una cama adecuada se puede usar una caja de cartón con toallas viejas o sábanas que ya no se usen. Es muy importante que este lugar esté totalmente limpio.

Primeras semanas de los gatitos

Ideas para cuidar un gato recién nacido
Fuente: Asociacion defensa felina

En esas primeras semanas cuidar un gato recién nacido es muy importante. En esta etapa de su vida dependerán mucho se su madre ya que nacen sordos y ciegos, sus madres los estimulan por medio de su lengua para que puedan hacer sus necesidades fisiológicas. Los gatitos siguen necesitando y percibiendo del calor de su mamá para alimentarse y dormir casi todo el día.

Cuando se llegan a los 14 días de vida comenzarán a abrir sus ojos. Y a partir de la tercera semana ya podrán ver y escuchar perfectamente. En muchos casos en esta etapa ya comienzan a dar sus primeros pasos.

Al llegar al mes de vida los gatitos comienzan a morder y arañar diferentes objetos con el fin de satisfacer su curiosidad. Si están con sus madres comenzarán a seguirla por todos lados para alimentarse. Lo ideal es que tengan la posibilidad de alimentarse con leche materna hasta llegar al mes y medio, a partir de esa edad podrán comenzar a tomar otros alimentos, por ejemplo, humedecer muy bien croquetas con agua hasta formar una suave y homogénea papilla. Se le debe dar muy de poco en poco para ir incentivando el destete.

Una manera de trabajar en el destete es dejar a los gatitos por la noche con su madre y durante el día empezar a separarlos. Durante el día también se los puede volver a colocar al mediodía y a media tarde. Al tener toda su dentadura concreta podrán comenzar a comer croquetas secas.

Otro aspecto que se tiene que tener en cuenta es desparasitarlos aunque esto se deberá hacer después del destete. Cuando ya tienen más de dos meses, el gatito debería estar acostumbrado a alimentarse con productos enlatados o alimentos especiales secos. Además, tiene que estar acostumbrado al uso de la caja de arena, deberá tomar agua fresca (ten en cuenta que los gatos toman mucha menos cantidad de agua que los perros).

Cuidar a un gatito sin madre

Ideas para cuidar un gato recién nacido
Fuente: Asociacion defensa felina

En algunas ocasiones puede sucedernos que nos toque cuidar un gato recién nacido que no tenga madre, ya sea porque los rechazó o porque sufrieron algún accidente o porque fueron encontrados sin ella. Si son gatitos recién nacidos el caso puede ser complicado, pero no es imposible cuidarlos.

En este caso será necesario que los coloques en un lugar limpio y que sea cálido. Puedes poner una botella con agua tibia a un lado para que sientan el calor como si estuviera su madre, el lugar debe ser higienizado de manera continua. Si se trata de un gatito que está solo los expertos aconsejan colocar un pequeño reloj dentro de su cama para simular los latidos de corazón de la madre y así no se sienta tan solo.

Con relacion a su alimentación debemos decirte que si bien la leche de su madre es muy importante (al menos por los primeros 5 días de vida) se puede suplir mediante fórmulas especiales para gatos recién nacidos, esta leche se consigue en las tiendas veterinarias. En un comienzo se deben alimentar cada tres horas durante las 24 horas del día usando un tetero o un muy pequeño biberón La persona que se vaya a encargar de estos gatitos recién nacidos deben llenarse de paciencia ya que será necesario trasnochar, igual que si se tratara de un bebé recién nacido.

Con la ayuda de un algodón humedecido en agua tibia debes estimularlo para que puedan hacer sus necesidades Esto debes hacerlo cada vez que los alimentes. Y cuando los gatitos comiencen a sostenerse en cuatro patas deberán ser acariciados en su cabeza hasta la cola simulando que son los lametones de su mamá. Esto los estimulará para que sientan ganas de comenzar a caminar.

Es muy importante, tengan o no madre, llevarlos al veterinario para que brinde asesoramiento respecto a la vacunación, desparasitación y otros detalles más vinculados a su cuidado.

A partir de los dos meses de vida se debe dar la vacuna tripleviral o trivalente felina (para prevenir la rinotraqueitis felina, el calicivirus y la panleucopenia felina). Después de los 4 meses de edad se los debe vacunar contra la rabia.

Esperamos que los consejos que te hemos dado para cuidar un gato recién nacido te hayan sido de ayud. Además de todos estos cuidados, lo más importante es brindarles mucho amor.

Scroll al inicio