Cuidado con los aires acondicionados

En verano ponemos el aire acondicionado a toda pastilla y en ocasiones, demasiado bajo. A nosotros no nos importa, porque buscamos estar los más fresquitos posible y muchas veces incluso tenemos que abrigarnos en casa. Pero ¿qué pasa con nuestras mascotas? Aunque es cierto que los animales se adaptan bien al frío y al calor, los cambios bruscos de temperatura como se producen en estos casos pueden llegar a hacer que enfermen.

Te sorprendería saber que incluso, por estar delante del aire acondicionado – ellos también buscan el fresquito – pueden llegar a tener placas en la garganta. A mí me pasó una vez y fue horrible, porque durante varios días, la perrita no comía y no hacía nada más que mirar con cara de pena como diciendo: «¿Por qué me pasa esto a mí? ¡Haz algo!».

Los resfriados, por su parte, suelen ser comunes y se caracterizan porque las mascotas estornudan mucho. También pueden tener mocos y congestión y síntomas de inapetencia. Es normal que estén decaídos y coman poco y en ocasiones, hasta les da fiebre. Aunque pienses que un resfriado es algo leve, tienes que llevarlo cuanto antes al veterinario para que no se enferme más y, sobre todo, hidratarlo y cuidarlo mucho.

No lo dejes pasar, sobre todo si son cachorros, porque podrías confundir los síntomas con el moquillo en el caso de los perros o con virus que se contagia entre gatos que puede llegar a ser peligroso en mascotas jóvenes o ancianas. Así que mucho cuidado con los aires acondicionados y respeta a tus mascotas. Ellos también tienen calor pero no es necesario que se hagan amigos de Pingu.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here