El zoo de Madrid busca nombre para su nuevo inquilino

jirafin

Hace poco, el zoo de Madrid recibió a un nuevo inquilino. Se trata de una pequeña cría de jirafa que apenas mide 1.70 – ya quisiera yo esa medida para mí – y que ha demostrado, en pocos días de vida, ser un glotón y un «culo inquieto». Y es que no ha parado desde que llegó a la vida. A la hora de nacer ya estaba ansioso por conocer mundo y se puso de pie, descoordinado y aún con problemas, pero inquieto por descubrirlo todo.

Esta es la primera jirafa que nace en el zoo desde hace 36 años, y eso lo hace aún más especial. Aún no tiene nombre y en el zoo buscan uno con gancho, que le pegue a este inquieto animalito. Primero pensaron en algún famoso, para bautizarlo como él, o con un mote, pero todavía no han encontrado a nadie. Además, en el zoo andan todavía nerviosos, porque un hermanito o hermanita de esta jirafa nacerá en las próximas semanas. Y es que Henry, su padre, dejó preñada a otra hembra del zoo que está a punto de dar a luz.

Los bebés jirafa deberán pasar todavía un tiempo con sus madres, aunque pronto podrán salir a la pradera africana que tiene el Zoo y relacionarse con otros de su especie y su hábitat. No nos cabe duda de que «jirafín» – vamos al llamarlo así mientras le ponen un nombre – se llevará estupendamente con los otros animalitos, porque desde que nació ha demostrado ser un animal muy cariñoso. Y es que viéndole la carita en la foto… ¿no os dan ganas de abrazarlo?

Mientras tanto, si quieres aportar tu granito de arena, puedes escribir al Zoo proponiendo un nombre. Tal vez el tuyo sea el elegido y podrás decir que tú bautizaste a una jirafa. ¡Eso no se consigue todos los días!

Ir arriba