¿Qué es más barato, un perro o un gato?

Encontrar la mascota ideal no es nada sencillo. Es importante encontrar aquella que se adapte mejor a nuestra forma de ser, nuestro estilo de vida y que se parezca a nosotros. Independientemente del tipo de animal que elijamos, lo más importante es saber que su cuidado requerirá de un gasto por nuestra parte para que puedan crecer sanos y saludables. Aprovechando el Día Mundial de los Animales, el comparador Acierto ha realizado un estudio en el que se muestra los gastos que tendremos que asumir en el caso de que tengamos un perro o un gato como mascota.

¿Cuáles son los principales gastos anuales de mantenimiento de cada mascota?

Veamos a continuación los principales gastos que cualquier dueño tendrá que hacer frente a la hora de tener un perro o un gato como mascota.

Alimentación

Los gatos, suelen necesitar menos cantidad de alimento, lo que puede llegar a suponer un ahorro de hasta 15€ respecto a los perros. Si lo miramos al año, el ahorro sería de 180€ aproximadamente.

Veterinario

En este caso, también pagaremos menos por un gato, ya que habitualmente no salen a la calle y suelen librarse enfermedades que normalmente se contagian entre mascotas o por contacto externo. Por tanto, al hacer menos visitas y además pagar un coste de aproximadamente la mitad por ellas, podemos estimar una diferencia de unos 70 € anuales. De nuevo, punto para los felinos.

Emergencias

En el caso de que la mascota sufra un accidente o contrae una enfermedad importante, un seguro puede ayudarnos a ahorrar mucho dinero. El precio del seguro suele ser muy similar para perros y gatos, aunque los primeros pueden suponer un gasto extra de 10 €.

Vacunación

De nuevo porque los perros son más sociales que los gatos, este será un gasto en el que la inversión será mayor para ellos. Anualmente, pagaremos 50 € menos por vacunar a los felinos.

Esterilización

En ningún caso es obligatoria, pero sí es muy recomendable para ambas mascotas para evitar camadas no deseadas e incluso, en el caso de los perros, ciertos tipos de tumores. Para estos últimos resulta, como mínimo, el doble de caro, por lo que la diferencia será, de media, unos 130 €.

Microchip

En el caso de los gatos, el microchip no es obligatorio pero sí recomendable, mientras que en los perros es algo obligatorio. El proceso en los felinos suele ser más económico.

Higiene

Es sabido por todos que los gatos son animales muy limpios, ya que ellos mismos se hacen cargo de su higiene personal. Los perros, por otro lado, necesitarán de nuestra asistencia para que les bañemos periódicamente. De todas formas, en lo que a gastos se refiere, la inversión será mayor para proveer a los felinos de los utensilios necesarios que para comprar champú y jabones, por lo que, además de ahorrarnos el coste inicial de 20 €, gastaremos 25 € menos al año en el caso de decidirnos por un perro.

Desparasitación

Este tratamiento es más recomendable para perros que para gatos, pero ambos pueden beneficiarse de sus ventajas. En el caso de los primeros puede llegar a resultar hasta 8 € más caro, pero la diferencia es realmente pequeña.

Juguetes

En el entretenimiento encontramos pocas diferencias entre perros y gatos, ya que, aunque haya que invertir más en los juguetes felinos, estos son más duraderos que los caninos, por lo que los gastos se acabarán compensando.

Collar antiparasitario

Muy necesario para los perros y recomendable para los gatos. En el caso de los primeros, además, nos tendremos que hacer con una correa para los paseos, por lo que el coste inicial se verá aumentado en unos 20 €.

Seguridad

Para asegurarnos de que tenemos un hogar que no supone ningún peligro para nuestro gato, podremos hacernos con una gatera (trampilla) y, en el caso de tener un balcón, invertir en una red de seguridad. Ambas cosas se pueden conseguir por un total de 30 €. Este es un gasto innecesario en el caso de que lo que tengamos sea un perro.

Comedero y bebedero

Existen muchas calidades y sistemas que encarecerán estos utensilios, pero si lo que buscas es lo básico, lo encontrarás por unos 8 € en total, tanto para perros como para gatos.

Cama

Las camas para perros tienden a ser más grandes, por lo que la inversión necesaria será algo mayor, alrededor de unos 15 € más. Sin embargo, es bastante probable que la acaben utilizando más que los gatos, a los que a veces les gusta decidir ellos mismos dónde quieren dormir sin importar lo que les ofrezcamos.

Transporte

tanto para salir de viaje como para ir al veterinario, será necesario hacerse con un “transportín”. Los más pequeños (para gatos, generalmente) cuestan alrededor de 10 €, mientras que los grandes se estima que unos 40 €. Dependerá del tamaño del perro, que puede que haga desde que no exista diferencia, hasta una diferencia de unos de unos 30 €.

Seguro

los seguros para mascotas tienen diferentes precios que varían según la raza, la edad y el estado de salud del animal, así como del tipo de cobertura que se busque. Las tarifas incluyen como básico la cobertura de Responsabilidad Civil, a la que se pueden añadir extensiones por Accidente y Veterinario. Los precios empiezan en unos 30 € anuales, pudiendo alcanzar hasta los 350 € en los más completos. En este caso, no hay casi diferencia entre perros y gatos. Sin embargo, es importante señalar que es posible asegurar a nuestros animales de compañía con pólizas de hogar y con el seguro de responsabilidad civil familiar. Y, en estos casos, habrá que especificar exactamente su cobertura.

¿Y en total?

Teniendo en cuenta todo lo anterior, podemos estimar el coste de tener un gato en unos 550 € anuales, a los que habría que añadir una inversión inicial de 280 € que emplearemos en adquirir todo lo necesario para que viva cómodamente en nuestro hogar. En el caso de los perros, el coste será, de media, casi 850 € anuales más una inversión inicial de 460 €. Por tanto, y en cuanto a costes, será más barato tener un gato que un perro, ya que resulta casi un 40% más económico y gastaremos, de media, 300 € menos al año.

Sea cual sea la mascota que elijas, has de tener en cuenta que requerirá además de tu cariño, cuidados y responsabilidad, cierta inversión económica, ya que en lo que se refiere a su bienestar, no querremos escatimar en gastos. Para ahorrar tanto económicamente como en posibles imprevistos, la mejor opción será contratar un buen seguro que nos ayude a protegerla y a cuidarla como se merece, sobre todo en momentos de mayor necesidad.

Compartir
Artículo anteriorConsejos a la hora de viajar con tu mascota
Me considero un apasionado de la informática y todo lo que rodea al mundo de la programación. La lectura es otro de mis mayores placeres, mucho mejor si lo puedo hacer en mitad del campo, junto con mi mascota.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here