Una niña en Rusia tiene lobos como mascotas

No todas las personas tienen como mascotas perros y gatos, pues en esta oportunidad les comentaremos la historia de la pequeña Alisa Selekh, una niña de diez años que convive con una manada de lobos teniendo una relación muy amistosa, tal como si fuera un perro domesticado en la aldea Zacherevye de Rusia.

¿Cómo llegaron los lobos a ser mascotas?

El padre de la niña es un guardabosques que en el año 2009 llevó a su hogar una manada de lobos bebés que habían sido abandonados por su madre, de modo que se hizo cargo de éstos incluyéndolos como parte de su familia. Con el paso del tiempo y al tener contacto desde siempre con humanos, los lobos aprendieron a ser amigables y forjar lazos especiales con la hija del guardabosque que les salvó la vida.

lobos-mascota

De hecho, su relación es tan estrecha que cuando la niña finge llorar, los lobos rápidamente acuden a ella con intención de consolarla y juegan juntos rodando sobre la hierba o demostrándole a la niña su amor lamiéndole cariñosamente la cara.

En este sentido, es importante tener en cuenta que el comportamiento dócil de estos lobos como mascotas contrasta significativamente con aquellos que son criados en espacios silvestres, puesto que en esas circunstancias cada lobo tiene un rol de jerarquía.

Por otro lado, cabe destacar que el instinto salvaje de los lobos sigue a flor de piel, sin embargo, no hay peligro con la niña que ha sido adoptada por los hermanos lobos como un miembro más de su manada. De hecho, ella los trata como si fueran perros acariciándolos, jugando sobre el lomo de ellos sin representar ningún tipo de peligro para la familia de Rusia que dado lugar a una nueva especie de mascotas.

 

Fuente: Terra

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here