Los niños y la alergia a las mascotas

niños mascotas alergia

Cuando tenemos mascotas en casa, y han de llegar hijos a la familia, o si ya tenemos hijos y queremos que crezcan junto a ella, entonces debemos considerar algunos elementos que pueden no resultar demasiado importantes al principio, pero que luego se vuelvan molestos en el día a día, a fin de descartarlos de buenas a primeras.

En concreto, lo que debemos pensar en estos casos es que normalmente los niños son más amenos a tomar alergias por parte de las mascotas, de forma que hay que ser cuidadoso, dado que las glándulas de la piel de las mascotas producen una sustancia que mantiene sus pelajes en buen estado, y que es justamente este hecho el que lleva a algunos pequeños a no poder acercarse a ellas sin estornudar constantemente.

Por ejemplo, lo primero que debemos hacer para evitar que esta situación se suceda, es peinar y bañar bien a nuestra mascota, perro o gato, para que de esa forma, la proteína de la saliva que se adhiere al pelaje cuando la mascota se lame no quede alojada en sus manos, situación que incluso se agrava si luego el niño se frota los ojos y demás, como es lógico pensar.

El sueño de los niños y el animal, o mejor dicho, los sitios en los que desarrollan esos sueños, también son importantísimos en este sentido, y no puedes dejar de considerar que aunque a las mascotas les encanta acurrucarse con los pequeños, y viceversa, conviene que eso lo hagan de día, y luego se bañen antes de ir a dormir, y siempre fuera de la cama de los chicos, para que las bacterias no queden allí alojadas.

Finalmente, como sucede con cualquier alergia, sin importar el motivo que la produzca, debes tener en cuenta que las reacciones resultan sumamente importantes en este sentido, de forma que hay que cuidar bien el modo en el que nuestro hijo se manifiesta cuando se acerca a la mascota, o si tiene algún interés particular en mantenerse alejado de ella.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here