Juguetes peligrosos para nuestra mascota: el top 5

Los juguetes peligrosos para nuestra mascota son muchos más de los que debiéramos pensar, y algunos de ellos son comunes, así que a tenerlos en cuenta

Sobre todo quienes se están iniciando en el cuidado de un perro o un gato, pueden llegar a olvidar en algún momento que existen ciertos juguetes peligrosos para nuestra mascota que deberíamos dejar de lado. Ahora bien, seguro que si te ha entrado la duda te estás preguntando ¿cuáles son esos juguetes? ¿Qué problemas de salud pueden llegar a traerle a nuestro perro o gato? ¿Cómo quitárselo si ya se ha acostumbrado al mismo?

Juguetes peligrosos para nuestra mascota 1
Pixa Bay

 

Como decíamos, no es difícil comprender que existen ciertos juguetes peligrosos para nuestra mascota con los que debemos tener bastante cuidado, y el caso es que muchos de ellos son especialmente comunes incluso en las tiendas. Por eso, como los veterinarios y “especialistas” en ocasiones no los cuidan, nosotros mismos tenemos que fijarnos en los materiales y formas específicas que pueden traernos algún que otro dolor de cabeza.

Juguetes de cuero crudo

Juguetes peligrosos para nuestra mascota 2
Geograph

 

Los primeros juguetes peligrosos para nuestra mascota son los que se encuentran confeccionados utilizando una buena cantidad de cuero crudo, considerando que la mayoría de ellos no solo parecen inofensivos, sino que a las mascotas les encantan. El problema de estos juguetes es que se van deshaciendo de a poco y si el perro o gato va tragando el perro crudo sin tenerlo en la boca y deshacerlo con su saliva, pueden bloquear sus intestinos y causarles la muerte.

Juguetes pintados

Lo mismo podríamos decir en esto de destacar los juguetes peligrosos para nuestra mascota acerca de los juguetes pintados, si pensamos en que muchos de ellos han sido elaborados con pinturas tradicionales y no las recomendadas para estos casos. Por eso, cuando vayamos a comprar juguetes para nuestra mascota que hayan sido pintados, te recomendamos que lo hagas extremando las medidas de seguridad posibles para evitar luego inconvenientes.

Pelotas de tenis y similares

Seguro que cuando has empezado a leer acerca de los juguetes peligrosos para nuestra mascota nunca hubieras imaginado que las tan clásicas pelotas de tenis que nosotros ya no usamos pueden ser de peligro para nuestro o perro o gato. Básicamente el problema en sus casos es que el tipo de textura que posee, con esos materiales tan poco comunes, daña el esmalte de los dientes de las mascotas, y al cabo de un tiempo, puede deshacerse y quedar atorada en su garganta.

Juguetes con accesorios pequeños sueltos

De igual modo, imposible dejar de mencionar entre los juguetes peligrosos para nuestra mascota aquellos que vienen de fábrica con pequeños accesorios sueltos, entre los que se pueden señalar especialmente algunos como cascabeles, hebillas, campanas, etc. El problema es que nuestro perro o gato puede desprender estos accesorios del resto del juego, y no es difícil imaginar que existe alguna chance de que se termine ahogando con este elemento.

Peluches

Juguetes peligrosos para nuestra mascota 3
Pixa Bay

 

Debemos admitir que muchos de nosotros nunca pensaríamos que entre los juguetes peligrosos para nuestra mascota se encuentran los peluches, aunque lo cierto es que la mayoría de ellos pueden ser una trampa mortal para el perro o gato. Sucede que muchos de estos productos están hechos para ser mantenidos en buen estado, algo difícil si quedan en manos de los dientes de las mascotas, que al abrirlos pueden llegar a ahogarse con su relleno, lo que les causa oclusión intestinal y a final de cuentas puede llevarles a la muerte también.

¿Cómo quitarle el juguete a mi mascota?

Si has notado que entre los juguetes peligrosos para nuestra mascota alguno de ellos suele ser utilizado por tu perro o gato, por supuesto, la primer recomendación al respecto es que trates de disuadirlo de que lo abandone. Para ello, la mejor forma de hacerlo es intentar llamar la atención con algún otro juguete que pueda reemplazarlo, siendo parecido en su diseño pero de otro material, o buscar algo más grande con lo que no pueda ahogarse.

Ahora bien, está claro que en algunos casos eso no será suficiente y nuestra mascota nos hará notar que realmente se siente mal sin su acompañamiento, así que en este caso te aconsejamos revisar el estado del juguete de forma periódica, eliminándolo de su alrededor solo cuando consideres que se puede convertir en una trampa mortal para nuestro perro y gato, y entonces sí reemplazarlo por otro parecido para que no se sienta mal.

Y si eres de los que de vez en cuando le compra algún nuevo juguete a su mascota, te recomendamos que lo hagas siempre en veterinarias, jamás en la calle, y que te fijes bien que haya sido producido por alguna compañía importante del rubro, lo que te permitirá estar seguro de que cuenta con las medidas de seguridad básicas. Y claro, si puedes tomarte el tiempo de ver que cumpla con todas las condiciones anteriormente mencionadas, estarás más cerca de dejar a tu pequeño solo en caso sin riesgo de que nada malo le suceda.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here