El Beagle: Datos curiosos

Sabías que…

El nombre que recibe la raza tiene dos posibles orígenes. Por un lado, se considera una derivación de la palabra celta beag que significa pequeño, mientras que por otro se sostiene que proviene de la palabra francesa begueule que significa boca abierta, quizá en referencia al bullicioso clamor que producen en el grupo.

Originario de las Islas Británicas, los cinólogos creen que posiblemente su arranque como raza se remonte al periodo isabelino, a partir del cual se producirían cruces de ejemplares de Harrier con antiguos sabuesos ingleses, ganando velocidad y seguridad en la caza.

Aunque en los países anglosajones se ha especializado en la caza de la liebre, la codorniz y el faisán, en tiempos también se le llegó incluso a utilizar para pescar peces. También se le ha utilizado en América para la caza del zorro y el mapache.

La punta de su cola siempre debe ser blanca.

Suelen ladrar durante las cacerías para avisar a los cazadores que se encuentran sobre la presa. Además, se caracterizan por un ladrido típico de la raza, un ‘canto’ mezcla de ladrido y aullido

Respecto a sus cuidados, basta con cepillarlo una o dos veces por semana, aunque sí es recomendable revisarle periódicamente las orejas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here