Aprendizaje para la toma de pienso

Para empezar, el perro sano, adulto puede ingerir su comida en dos tomas de su pienso al día. Dos tomas son suficientes tanto si el animal es de talla pequeña como talla grande. Cuando le ponemos la comida que le toca en cada toma, el perro es capaz de tardar de unos diez a veinte minutos, todo aquello que no haya querido comer, ya no dejaremos que lo coma, retiraremos su plato y así veremos si tiene un buen o mal apetito.

Los cachorros siguen la misma pauta pero en vez de dos tomas al día, se le permiten tres. En gatos el tema es muy diferente. También lo es en perros que comen desaforadamente o en perros bulímicos. Os pondremos un ejemplo que os sonará: «Pongo come muy rápido para que Lolo no le robe la comida, eso creemos nosotros, luego vomita todo en un rincón y se lo vuelve a comer, ¿qué podemos hacer? ¿es malo que lo haga?» La consulta al veterinario nos sacará de dudas y le podremos ayudar a nuestro perro a eliminar. Algunos canes tienen costumbres diferentes a las pautas dichas sin tener ningún tipo de problema, estos animales están bien controlados por sus veterinarios y sus dueños están perfectamente al tanto de su alimentación. En alimentación, existen gran variedad de pautas a seguir, ya que cada animal tiene su manera de comer y sus gustos, el veterinario determinará qué comida debe o puede comer y cuándo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here