Cuidados del Setter inglés, una raza muy particular

En esto de detenernos de vez en cuando en las características de alguna raza en particular, queremos repasar el día de hoy los principales cuidados del Setter inglés, un perro que se ha puesto de moda en los últimos tiempos, y que se destaca especialmente por ser una excelente elección de compañía al resultar un animal tan dócil como inteligente, criado para grandes planicies y utilizado a lo largo de la historia para ayudar en los trabajos de campo.

Los cuidados del Setter inglés

  • El pelaje: el principal de los cuidados del Setter inglés que tenemos que tener en cuenta se halla relacionado directamente con su pelaje y es que al ser tan largo y sedoso puede ser común que se le formen pelotas o se enriede. Por eso tenemos que tomarnos el tiempo, al menos una o dos veces por semana, de llevarlo a alguna parte de la casa que no nos importe demasiado que se ensucie y cepillarlo por espacio de media hora, además de bañarlo una vez cada dos semanas.
Cuidados del Setter inglés
Wikimedia
  • Los oídos: aunque en términos generales de los cuidados del Setter inglés debemos decir que se trata de una raza que no requiere de demasiadas precauciones, una de las principales tiene que ver con sus oídos. Sucede que como ocurre con muchas otras razas, el Setter inglés tiene tendencia a acumular suciedad dentro de sus orejas, y si no realizamos la limpieza correspondiente pueden empezar a aparecer ácaros.
  • La piel: finalmente, el último de los cuidados del Setter inglés a tener en cuenta se relaciona directamente con la piel, que es realmente sensible, de forma que puede ser que seamos testigos de la aparición de afecciones cutáneas como reacciones alérgicas, dermatitis u otras irritaciones. Al respecto conviene una revisación del veterinario si notas algún comportamiento extraño, y por ningún motivo pelar un ejemplar de esta raza.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here