Consejos básicos para el cuidado del burro

Los burros son unos animales típicos de nuestra tierra, en los últimos años su población en España y Europa ha descendido notablemente. Hoy te contaremos algunos consejos que puedes llevar a cabo si encuentras alguno de estos animalitos en apuros.

Y es que no es común ver algunos burros maltratados por sus dueños y abandonados en zonas rurales. Si tienes la oportunidad de hacerte cargo de alguno de estos animales tienes que tener en cuenta algunas cosas. Por ejemplo, la comida. Los burros necesitan mucha fibra en su dieta y el azúcar y el almidón son dañinos para su dieta si no realizan ningún trabajo o ejercicio.

La falta de agua también es letal para estos animales. Si notas que el burro está deshidratado, es importante que no le des el agua de golpe, porque podría ser dañino. Dale agua poco a poco y vigílalo para ver si necesita algún cuidado más.

Algunos de las principales heridas que tienen estos animales están causadas por las ataduras. En muchas ocasiones se les amarra del cuello o de las patas traseras. Muchos dueños los atan con materiales inapropiados, como el alambre. Las heridas pueden llegar a ser muy graves si se infectan, así que si cae en tus manos un burro herido, llévalo inmediatamente a un veterinario. Es importante mantener alejadas las moscas de las heridas para que no haya infección.

Otro problema es que este animal no ande demasiado, con lo que los cascos no se desgastan. Ante este problema, un herrador debe recortarlos y ponerle herraduras adecuadas. Si no se cuidan bien, se puede dañar el interior del casco, llegando hasta el hueso.

Puedes buscar más consejos en la web El refugio del Burrito, una organización que cuida por el bienestar de estos animales.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here