¿Cómo cuidar un hámster en invierno?

El otoño ya llegó y los días fríos comienzan a prepararnos para el invierno, nosotros cuando el frío llega nos abrigamos más y hasta encendemos la calefacción. Pero ¿qué sucede con los animales? Precisamente, si tienes un hámster en tu hogar ¿cómo debemos cuidar un hámster en invierno? Se cree que los animales están preparados con su pelaje para soportar todas las temperaturas, pero ciertamente estos sienten el frío y hasta un exceso de él podría provocarles una enfermedad.

Los hámsters y la hibernación

La mayoría de las especies de los hámsters tienden a hibernar para pasar el invierno. La hibernación es un estado que se caracteriza por la somnolencia, un descenso pronunciado de la temperatura y el ritmo metabólico y asimismo disminuyen los signos vitales. Seguramente nunca has visto que tu mascota tenga estos síntomas y la respuesta es que para protegerse éstos pequeños roedores hibernan obligatoriamente.

hamster

Asimismo es importante saber que no todos los hámsteres en cautiverio desarrollan la capacidad de hibernar, puesto que se trata de una habilidad hereditaria y no todos saben hacerlo, de modo que cuando el frío los invade pueden morir de hipotermia. Por eso, ante el riesgo de descuidar la salud de nuestro pequeño roedor debemos tratar que no entre en estado de hibernación y para ello debemos tomar en cuenta los siguientes consejos.

Consejos para cuidar un hámster del frio

Hay algunas cuestiones que hacemos inconscientemente pero que colaboran ampliamente para que nuestro hámster no entre en esta de hibernación. Pues en general la temperatura de nuestro hogar está por encima de los 15º, con luz solar durante el día y por supuesto le proporcionamos al hámster la dosis necesaria de alimento por día. Sin embargo estas cuestiones si bien lo mantienen a salvo no son suficientes para un óptimo estado durante la época más fría.

De esta forma deberás tocarlo para cuidar que no esté hibernando, te darás cuenta de ello si su cuerpo está frío y su respiración es lenta y hasta puede parecer muerto aunque en realidad su cuerpo solo se pone rígido durante la hibernación. Ante la situación deberás comenzar a frotarlo suavemente para despertarlo y darle calor. Además, otórgale comida y agua para que poco a poco aumente su temperatura. A la hora de hidratarlo procura darle agua con azúcar con una jeringuilla. Ten en cuenta que el proceso de recuperación puede durar una hora y si no lo haces correctamente puede volver a hibernar.

Fuente: De Perú

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here