Codorniz como mascota: cuidados

Codorniz como mascota

Aunque hay ciertas especies de animales que se encuentran entre las más famosas a la hora de pensar en mascotas, también hay otras que podemos no tener demasiado en mente y que se estén haciendo comunes en los últimos tiempos. Eso es justamente lo que sucede con las codornices, y por eso queremos enseñarte los cuidados que tienes que tener al respecto siempre que te interese tener uno de estos ejemplares.

En cuanto a la alimentación, tienes que considerar en primera instancia que es muy importante darle pedazos pequeños, de forma que el ave no vaya a tener inconvenientes a la hora de masticarlo, y mucho menos, de tragarlo. También la bebida es importante, y en ese caso te aconsejamos que eches el ojo sobre todo sobre el bebedero, sobre el cual te recomendamos que lo limpies unas 4 veces por semana, aunque el agua tienes que cambiarla todos los días.

El hogar del ave, el lugar donde habite todo el tiempo, tendrá que ser fundamental en cuanto a algunas de sus características, entre las que podemos mencionar por ejemplo que el espacio interno deberá permitirle moverse con libertad por los sitios que quiera dentro de la jaula. Si tienes más de un ejemplar, te recomendamos que haya al menos un metro, por cada uno de ellos.

Volviendo al caso anterior, y para ser un poco más específicos, nosotros queremos recomendarte que si quieres tener más de un ejemplar de la codorniz, apuestas directamente a no tenerlas todas juntas en un sólo sitio, ya que puede llegar el punto en el que se ataquen entre ellas. En cualquier caso, si vas a mezclarlas, siempre tienes que organizarlas por tamaños y fuerza.

Finalmente, y considerando que son aves realmente muy nerviosas, tienes que ser cuidadoso con los movimientos y el trato que le das. En cualquier caso, te recomendamos que trates de no tomarlas demasiado, ya que las aves pueden llegar a a estresarse, y atacarte. No mucho más es necesario para cuidar codornices.

Ir arriba