Agapornis, pequeñitos y parlanchines

El agaporni es un animal muy fácil de cuidar y con un precio muy bajo, con lo que se convierte en una mascota ideal para quienes quieren compañía pero no pueden gastar mucho.

El agaporni se alimenta de grano, alpiste, mijo o avena, pero también de otras frutas como manzanas, peras o verduras como zanahorias y pepinos. Durante el crecimiento y la época de cría hay que darles lípidos y proteinas. En la muda, por su parte, habrá que darle minerales, vitaminas y aminoácidos. El veterinario sabrá indicarte correctamente cuándo se produce cada etapa y cómo has de suministrarle el alimento.

Si quieres que esté bien en tu casa, debes colocarlo en una jaula grande, de 80x40x40 como mínimo. Dentro de esta puedes poner una caja nido donde dormirá, con medidas de 25x30x18. Además, deberás añadir ramitas frescas: les servirán para jugar y para limar el pico. Procura que no les falte nunca.

El agaporni es un animal muy sociable y es habitual verlo en grupos. Por ello es recomendable que si lo tenemos en casa, lo coloquemos en la jaula en parejas.

Una advertencia que te hacemos es que es un animal muy ruidoso. Si quieres paz y tranquilidad en tu casa, compra una tortuga o un pez. El agaporni se intenta comunicar con todo ser viviente que vea e incluso, si lo tratamos bien y tenemos paciencia, podemos hacer que aprendan algunas pequeñas palabras.

En este vídeo puedes ver a un pequeño agaporni pronunciando algunas palabras. ¡Es muy divertido escucharlos!

Otro día te contaremos paso a paso algunos trucos para que tu mascota llegue a ser tan parlanchina como esta.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here