Silky Terrier Australiano

Este simpático animal es una de las razas que quizás más se confundan con los Yorkshire terrier aunque en realidad por la cara que tienen no son exactamente como ellos. Se trata pues de una mezcla de dos razas pequeñas, por un lado la del Yorkshire terrier y, por otro, la del Skye terrier.

Es por eso que su nombre toma parte de ambas razas también creando la Silky Terrier Australiana, raza creada originalmente con un objetivo, la de acabar con los roedores (como si de un gato se tratara).

El origen de este animal data de finales de los años 60 y ha ido evolucionando hasta nuestro días convirtiéndose más en un perro de compañía que en uno de caza o guarda. Su tamaño no es muy elevado pero, como las otras razas, es muy vivo y dócil con la familia y los niños. No se lleva bien con los extraños (como los otros) y sirve bien de perro guardián.

Entre sus necesidades están la de tener ejercicio regular en forma de paseos o juegos, más que nada para cansarlo porque suele ser destructivo cuando no se le hace caso o se le ejercita. También suele dormir como las otras razas pero en menor cantidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here