Raza exclusiva. 1.200€ cuesta un cachorro Bull Terrier Miniatura

El perro Bull Terrier Miniatura se ha convertido en un gran fenómeno canino en España y otras partes de Europa. Acapara las listas de participación en exposiciones de belleza y son muchos los que sirven como perros de compañía.

Esta raza se considera exclusiva ya que no hay muchos ejemplares en el mundo si se compara con otras razas de perro.  Esto hace que el precio del bull terrier miniatura sea elevado, ya que los criadores ponen especial empeño en diversas gestiones para conseguir una buena variedad genética con la importación de perros de calidad para hacer los cruces.

Si se trata de criar un perro para compañía o para exposicion el precio puede variar, así como también si se trata de un macho o una hembra, (Estas suelen ser más caras).

Un cachorro bull mini, oscila entre los 1.200 y 2.500 € y determinar  con exactitud el coste dependerá si el cachorro proviene de la crianza de una persona particular o de un criador con experiencia.  Se considera lógico, al momento de decidirse por adquirir un ejemplar de esta raza, cerciorarse de que el perro esté completamente sano y eso lo garantiza un criador certificado en ello y que ofrezca dichas garantías por escrito.

Son muchos los gastos que acarrea la crianza de este animal, desde garantizar la salud gestacional de la madre, pasando por cesárea de ser necesario para no poner en peligro la vida de los cachorros ni la mamá, así como asegurar asistencia médica de emergencia de requerirse; refuerzo de alimentación, entre otras labores que engrosan la lista de gastos que se realizan para entregar un animal de buena casta y saludable.

Principales cuidados de la raza

Una vez que tengas tu Bull Terrier Miniatura, ya certificando que obtuviste un animal sano y bien formado, es importante recabar información útil u obtener una guia de cuidado de cachorro para asegurar que estarás brindándole una atención correcta y oportuna.

Es interesante conocer otros datos sobre esta raza canina, sobre todo los relacionados con sus percepciones y sus sentidos. Con respecto al mundo exterior este animal tiene una percepción olfativa de un 60% en comparación con la percepción humana, mientras que la visual solo marca una percepción del 10% ante un 70% que marca la percepción visual del humano.

En relación a ello, estos perros así como otros, se manejan mejor en la oscuridad  que durante la luz del día, además, muy por el contrario  a la creencia que los perros ven en blanco y negro, estos pueden percibir colores, solo que las opciones no son extensas como las del ojo humano. Los perros pueden percibir el color azul, el violeta, los rojos y el amarillo.

En cuanto a su oído, los cachorros nacen siendo sordos y comienzan a desarrollar este sentido después de las dos semana de vida. Los bull miniatura a los 21 días podrán oír perfectamente y así mantener el equilibrio al caminar. Este sentido lo tienen desarrollado 4 veces más que el ser humano. Entonces, un dato a tener presente es que debemos usar un tono adecuado para hablarle a nuestro perro, sabiendo que nos oye perfectamente.

El gusto en estos maravillosos caninos es bastante amplio, pudiendo percibir lo salado, dulce, ácido y amargo, aunque su conexión directa con el olfato hace posible creer que disfrutan la comida mucho más por la percepción del olfato que por el propio gusto.

Sobre el tacto, los cachorros en general nacen con este sentido activo en el rostro, puesto que es la forma como ellos pueden encontrar a su mamá para recibir el alimento. A medida que van creciendo es muy importante saber que es positivo para el perro su relación con los humanos y establecer contacto estrecho con su amo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here