Muere a los 26 años el perro más longevo del mundo

Lo normal es que los perros vivan entre los 9 y los 14 años, dependiendo de la raza y los cuidados que tengan. Algunos, incluso pueden llegar a los 18 años. Pero el caso de Pusuke asombró a todo el mundo. En el año 2010 fue incluido en el Libro Guinness de los Récords al cumplir 26 años junto a su dueña.

Pusuke, un mestizo de shiba unu, una raza originaria de Japón, murió después de haber mostrado problemas respiratorios repentinos. Su vida fue normal hasta el final, señala su dueña, quien recuerda que el día anterior salió a pasear con su mascota como hacía habitualmente.

En el año 2008, cuando el animal tenía 23 años, sufrió un atropello que casi le cuesta la vida, aunque una operación de emergencia logró salvarlo y que siguiera viviendo tres años más. El Libro Guinness de los Récords registró a esta mascota el pasado mes de diciembre, señalando que era el perro vivo más longevo del mundo. Se dice que cada año «perruno» equivale a 7 años humanos, con lo que Pusuke habría vivido 182 años. Sin embargo, esta cifra cambia dependiendo de la raza, con lo que los expertos han señalado que este can habría vivido «tan sólo» 125 años. Sea cual sea la cifra exacta, lo cierto es que este can japonés ha vivido una larga y próspera vida, según ha relatado su dueña.

Sin embargo, Pusuke no superó al perro que más años ha vivido, del que se tenga constancia, hasta el momento: un pastor ganadero que vivió nada más y nada menos que ¡29 años! en la localidad australiana de Rochester.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here