El trauma de la Nochevieja en las mascotas

Si tus mascotas lo pasaron mal anoche, con los fuegos artificiales y los ruidos de las fiestas de Nochevieja, tienes que tener especial cuidado con ellas. Los animales son muy sensibles ante los ruidos fuertes y pueden sufrir traumas que los dejen marcados para siempre. Por eso, tienes un año para prepararlos de cara a la próxima noche de fiesta. Si sigues estos consejos, no tendrás ningún problema.

Lo primero que tienes que hacer es acostumbrarlos a los ruidos fuertes haciéndoles ver que son parte del día a día. Como dijimos hace unas semanas, puedes grabar ruidos y reproducirlos poco a poco contigo al lado, de manera que tu mascota los asimile como algo normal.

Si aún así se asusta y huye con detonaciones o fuegos artificiales, tienes que evitar que se haga daño. Para ello, cuando se acerque alguna fecha como el Fin de Año, la victoria de un equipo de fútbol de tu ciudad o incluso la Semana Santa – hay mascotas que sienten pavor al ruido de los tambores – déjalos en una habitación cerrada de la que no puedan escapar por puertas ni ventanas. Si es posible, quédate con ella para tranquilizarla.

Si tienes que dejarla sola, déjales puesta la radio o la televisión, de manera que los ruidos de la calle queden camuflados y así no se asusten tanto. Incluso, siempre con el consejo del veterinario, puedes darle valeriana o flores de bach para que se tranquilicen.

Debes recordar que el miedo puede hacer que tus mascotas se autolesionen, por lo que es recomendable que las acostumbres bien para evitar estos problemas. Y ahora, ¡a disfrutar del nuevo año con ella!

¡Feliz 2012!

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here