Con esa cara, ¿cómo puede ser tan arisco?

Aunque los mapaches parecen ser unos animalitos entrañables y es un animal que nos parece muy simpático por su cara, no es precisamente la mascota ideal. No pienses que todos los mapaches se van a comportar como Mico, ni mucho menos. Más bien, serán todo lo contrario, porque estos animales son, pese a su aspecto, bastante ariscos y agresivos.

Lo primero que tienes que saber es que estos animales son completamente silvestres, lo que quiere decir que es muy difícil adiestrarlos como mascotas. Además, en algunos países está prohibido tenerlo como animal doméstico, por lo que antes de decidir comprar uno deberás informarte de las leyes vigentes allí donde vives.

Otro dato interesante es que son animales nocturnos, por lo que pasarán gran parte de las horas del día dormidos en su refugio y será en las horas de noche en los que esté más activo. Por ello, si quieres jugar con ellos tendrás que adaptarte a sus horarios y no condicionarlos a los tuyos.

A la hora de alimentarlos, tienes que darle una dieta equilibrada a base de frutas frescas, carne de pollo y pavo o pescado. Recuerda que la carne roja está desaconsejada para los mapaches y que deben hacer ejercicio constante. Si no, corres el riesgo de que tu mascota sufra un paro cardiaco debido a la obesidad. Habla con especialistas para que te aconsejen las rutinas necesarias para tu mapache en cautividad.

Por último, tienes que tener al día la cartilla de vacunaciones y tener mucho cuidado con el ascáride: este parásito ataca al sistema nervioso y puede causar ceguera y muerte. Además, es importante mantener una higiene correcta, porque se puede transmitir a otras mascotas e incluso a los humanos.

Si después de todo sigues queriendo adoptar un mapache como mascota, ¡enséñanos sus fotos y cuéntanos tu experiencia!

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here