Una historia de amor entre un león y sus cuidadores

Aunque algunos famosos se han arriesgado a tener grandes felinos como mascotas – quién no recuerda a Currupipi, el tigre de Jesulín de Ubrique – la verdad es que los grandes animales como los leones o los guepardos no son aptos para tenerlos como mascotas. Sin embargo, algunas personas han decidido demostrar que los leones no son tan fieros como parecen y que pueden llegar a tener sentimientos hacia los seres humanos.

Una de las historias más famosas protagonizadas por uno de estos felinos es la del león Christian. Esta historia, completamente real, emociona a todo el mundo que ve el video. Todo comenzó en 1968, cuando  John Rendall & Anthony Bourke  compraron un cachorro de león en una tienda de animales exóticos en Londres.  El pequeño leoncito se fue con ellos a su apartamento y después fue instalado en un sótano. Cuando el león cumplió un año, comprendieron que no podían tenerlo allí y decidieron, después de consultarlo con algunos amigos, llevarlo a una reserva en el Parque Nacional de Kora, en Kenia.

En su nuevo hogar y tras adaptarse a la vida en semilibertad, Christian formó una nueva manada con otros machos y hembras de su especie. John y Anthony siguieron desde la distancia la vida de su mascota y, pasado el tiempo, decidieron ir a visitarlo. En la reserva les indicaron que la visita podría ser un poco traumática, ya que, a pesar de haberlo tratado como una mascota, sacándolo a pasear con ellos y jugando como un gato, podría no reconocerlos porque había pasado mucho tiempo y se había adaptado a la vida con su manada.

Sin embargo,cuando Christian vio llegar a John y Anthony…

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here