La ardilla, una mascota diferente

La ardilla es un roedor que suele gustar mucho a la gente y que poco a poco se ha convertido en una mascota de moda. Sin embargo debes saber, que este pequeño animal es bastante activo y nervioso por lo que requiere una serie de cuidados específicos en el caso de que quieras tenerlo como mascota.

Cáracter y temperamento

A pesar de la fama que tiene de simpática, la ardilla es un animal un poco arisco y bastante tímido por lo que a lo primero se sentirá un poco cohibido. Es un animal muy nervioso y muy activo, además y a diferencia de otros roedores como el hamster, no le gusta demasiado las caricias y los juegos por lo que es un tipo de mascota inadecuada para un niño.

Cuidados básicos

A pesar de que se ha convertido en una mascota de moda y que actualmente habita en muchos hogares de nuestro país, sigue siendo algo complicado y difícil el cuidar este tipo de mascota, ya que debido a que son bastantes activas resulta muy difícil el domesticarlas. Antes de comprar una ardilla es importante que sepas, que es un animal que necesita salir todos los días de su jaula. En cuanto a la higiene, la ardilla es un animal que se lava y asea él mismo, por lo que no debes preocuparte de este tema.

ardilla
Fuente: got-blogger.com

La jaula

Es imprescindible que la jaula donde viva la ardilla sea bastante amplia y espaciosa. Debes acondicionar la jaula para que el animal pueda trepar continuamente y pueda sentirse activo. Puedes optar por comprar una jaula o hacerla tú mismo para adaptarla a las necesidades de la ardilla.

Alimentación de la ardilla

La alimentación de este pequeño roedor debe basarse en frutos secos, fruta, semillas y pequeños insectos que puedes comprar en cualquier tienda especializada de mascotas. Si tienes alguna duda sobre su alimentación puedes asesorarte en alguna de estas tiendas.

 

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here