Nuevo estudio para diseñar un nuevo método más fiable para medir el tamaño del corazón de los perros

A la hora de medir el corazón de los perros, el método VHS es el más conocido, pero dependiendo de la raza del perro, presenta variaciones en función de la raza, viéndose afectado por malformaciones vertebrales.

Para evitar esta situaciones, se ha desarrollado un nuevo método más preciso y que se conoce con el nombre de TIHS. En su desarrollo ha participado los expertos de AniCura Albea Hospital Veterinario. Mediante esta técnica, se mide el corazón del animal con respecto al tamaño de su cuerpo, utilizando la longitud de la entrada torácica. Gracias a ello, es posible identificar de forma fácil perros que presenten cardiomegalia.

A todos los perros analizados se les realizó un estudio ecocardiográfico para valorar las dimensiones del ventrículo y del atrio izquierdo, así como una proyección radiográfica torácica lateral derecha. A la mayoría de los pacientes también se les tomó una proyección ventrodorsal lateral izquierda”, explica David Marbella, autor principal del estudio e integrante del Área de Cardiología y Cirugía Cardiovascular del centro. “La longitud de la entrada torácica la definimos como la distancia más corta medida entre el borde craneodorsal del manubrio esternal, en su punto más alto, y el borde craneoventral del cuerpo de la primera vértebra torácica”, añade.

Un estudio pionero en cardiología veterinaria

Para medir el tamaño cardíaco utilizando el protocolo TIHS, para este estudio, que tuvo una duración de un año y medio, se seleccionaron 122 perros de más de un año, sin signos clínicos de enfermedades cardiovasculares o respiratorias y sin antecedentes de cirugía de cuello o tórax. Además, no se excluyeron perros con malformaciones vertebrales torácicas. Todos ellos eran de las razas más representativas en el centro canario: Chihuahua, Bulldog Francés Golden Retriever, Labrador Retriever, Yorkshire Terrier, Dálmata, Beagle, Perro de Agua Español, entre otras.

Tras analizar los resultados, se concluyó que el TIHS es un método sencillo, directo, fiable y reproducible para medir la silueta cardíaca de un perro en una proyección torácica lateral derecha. Con un valor medio de 2,86 y un intervalo de confianza de 2,81-2,91 (95%), se sugiere un valor TIHS ≤ 3,2 como límite superior para definir el tamaño normal del corazón de un perro sano.

Nuevas instalaciones para una mejor atención en cardiología

“Actualmente seguimos desarrollando otros estudios en el ámbito de la cardiología y estamos muy orgullosos no solo de ayudar a nuestros pacientes en el día a día, sino de poder contribuir en la divulgación científica”, comenta Alexis Santana, Practice Manager de AniCura Albea Hospital Veterinario y responsable del Área de Cardiología y Cirugía Cardiovascular.

Con el fin de continuar esa línea científica, así como de reforzar los servicios asistenciales, el centro, referente en cardiología, ha cambiado de ubicación. Las nuevas instalaciones, situadas en la avenida Ansite, 9, en Las Palmas de Gran Canaria, disponen de avanzadas herramientas de diagnóstico y tratamiento de enfermedades cardíacas.

Destacan la sala de radiología y el quirófano de cardiología intervencionista y terapia endovascular, este último ideado exclusivamente para intervenir el corazón y los vasos sanguíneos. “Cuenta con arco, equipo de anestesia, acceso directo a stock de material de endovascular, sonda transesofágica y equipo de ecografía, todo integrado y dentro del propio quirófano”, concluye Alexis. 

Scroll al inicio