El olfato y el gusto de los animales

El olfato y el gusto son quimiosentidos- Se basan en la presencia de sustancias químicas, llamadas olorosas para el olfato y gustativas para el gusto. Con la nariz percibimos sustancias en el aire y podemos apreciar el gusto de la comida y de la bebida cuando estos elementos entran en contacto con la lengua.

Algunos animales tienen quimiosensores en otras partes del cuerpo también, como por ejejmplo: 

  • Una mosca puede sentir el gusto de las cosas con las partes de la boca, así como también con las antenas (sensores) y con las patas.
  •  Las antenas livianas de una polilla macho pueden detectar químicos especiales que flotan en el aire, que fueron despedidos por la hembra, aunque ella se encuentre a dos o tres kilómetros de distancia.
  • Un perro puede percibir olores hasta 10.000 veces más débiles de lo que podemos detectar los seres humanos.

Para los animales que viven en el agua, el olfato y el gusto son muy, parecidos.

  • El tiburón tiene grupos de quimiosensores (papilas gustativas) ubicados alrededor de la boca y también en el frente de su trompa, son especialmente sensibles a la sangre y a los fluidos corporales.
  • El bagre posee tantos quimiosensores en la piel de todo el cuerpo que es como si fuera «una lengua viviente».
  • Algunos peces, incluyendo al tiburón, a la raya y al pez elefante (mormíridos), pueden detectar los tenues impulsos eléctricos producidos por la actividad muscular de otros animales. Ellos utilizan su electrosensibilidad para hallar a su presa en el agua turbia o escondida en la arena o en el lodo.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here