Los hamster, esas pequeñas mascotas

Los hamster son una de las mascotas más socorridas a la hora de comenzar a concienciar a los niños sobre el cuidado de los animales. Aunque conllevan una responsabilidad porque es necesario alimentarlos y limpiar la jaula de vez en cuando, no requieren los cuidados específicos de los gatos y los perros. Si quieres conocer un poco más a estos animalitos tan entrañables, aquí tienes algunas curiosidades sobre su vida:

Hay 18 especies actuales distintas, agrupadas en 7 grupos. Por norma general, estos animales viven entre uno y tres años, aunque hay casos en los que han vivido más de cuatro; todo depende de la especie.

¿Sabías que la palabra hamster es de origen alemán? Sin embargo, a pesar de que la palabra para nombrarlos sea germana, la mayoría de estos animales provienen de Oriente Medio o del sureste de Estados Unidos.

Los hámster guardan su comida en los carrillos, o abazones, como realmente se llaman estas bolsas expansibles que tienen dentro de la boca y que van desde las hasta los hombros. Ahí guardan el alimento para comerlo en el futuro si tienen hambre.

Estos roedores se caracterizan por tener poca vista: no ven más allá de los 15 centímetros y, para colmo, ven en blanco y negro, porque sus células ópticas son incapaces de diferenciar los colores.

En cuanto a los tamaños, el hamster enano de roborowski es el más pequeño de todos, con unas medidas máximas de 9 centímetros de cuerpo. Sin embargo, el hamster sirio es una de las especies más grandes, llegando hasta los 20 centímetros de longitud. ¡Enorme comparado con los otros!

Si tienes dos hamster y son macho y hembra, tienes que tener cuidado. No te asombres si te encuentras un gran número de pequeñas crías: aunque lo normal es 8 por parto, se han dado caso de hasta 19 nacimientos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here