Veterinarios detallan recomendaciones cruciales para viajar con mascotas este verano

Cada vez es más común que las mascotas se consideren un miembro esencial de la familia, lo que ha incrementado la tendencia de incluirlas en los planes de viaje. Ante este escenario, los veterinarios han elaborado una serie de recomendaciones para que las mascotas y sus dueños puedan disfrutar al máximo de las vacaciones de verano.

Conxita Martínez, especialista de AniCura Canis i Felis Hospital Veterinari, aconseja que «si la mascota presenta algún síntoma sospechoso, es imprescindible visitar al veterinario antes de viajar». Además, sugiere preparar un botiquín con los materiales básicos de primeros auxilios, que incluyen desinfectante, suero salino, gasas, vendas, limpiador ocular, pinzas, tijeras y apósitos, para atender cualquier incidente menor hasta que se pueda localizar a un veterinario.

La especialista también advierte sobre los riesgos de viajar a países donde la leishmaniosis es endémica, especialmente en la costa mediterránea (España, Grecia, Malta, Chipre, Albania, Croacia, Italia, Francia y Portugal). Recomienda la prevención contra los mosquitos usando collares o pipetas repelentes para minimizar el riesgo.

El verano es la temporada favorita de los ectoparásitos, como pulgas, garrapatas y mosquitos, por lo que se deben utilizar productos antiparasitarios para proteger a las mascotas durante los meses más calurosos. Martínez enfatiza que nunca se debe dejar a las mascotas expuestas al sol directo para prevenir un golpe de calor, y que siempre se debe llevar agua fresca para mantenerlas hidratadas.

Si se planea viajar a otro país, se deben tener en cuenta las regulaciones locales. Por ejemplo, algunos países requieren que las mascotas tengan un pasaporte actualizado con todas las vacunas al día, un certificado oficial de salud expedido por un veterinario acreditado por el estado, o una prueba serológica de anticuerpos contra la rabia. Algunos medios de transporte también pueden requerir documentación adicional.

Para viajes en coche, Martínez aconseja planificar el trayecto con paradas para paseos y considerar medicamentos para el mareo si la mascota se marea con facilidad. Sugiere acostumbrar a los perros al coche desde cachorros para minimizar la posibilidad de mareos.

En el caso de que no sea posible viajar con la mascota, la especialista sugiere permitir que conozca a su cuidador temporal o el hotel para mascotas antes de la partida. Proporcionar su cama, comederos o juguetes puede hacer la estancia más familiar y facilitar la adaptación. Martínez concluye que, debido a su mayor adaptabilidad, es más fácil para los perros acostumbrarse a nuevos entornos que para los gatos. Por lo tanto, para los gatos, es mejor que el cuidador vaya a su hogar en lugar de trasladarlos a un nuevo entorno.

Sobre el autor

Scroll al inicio