Tener un pato como mascota

Normalmente sueles ver a los patos en las orillas del río o en los parques, pero debes saber que estos simpáticos animales pueden ser unas buenas mascotas y harán las delicias de los más peques de la casa. Para ello debes seguir una serie de cuidados básicos.

 

Características de los patos

Los patos suelen medir unos 24 centímetros de largo y unos 15 centímetros de alto. Son unos animales con una temperatura corporal constante y con aparato respiratorio muy modificado debido al vuelo, que les exige una gran ventilación. En relación a la reproducción los patos anidan en el suelo y sus nidos contienen de 4 a 12 huevos más o menos. La formación de parejas se produce en invierno, y el periodo de gestación es de cuatro a seis semanas, pudiendo tener de cuatro a ocho crías.

patos
Fuente: www.fondosdemascotas.com

Cuidados básicos como mascota

Si optas por tener un pato como mascota, el mejor lugar para este ave es una pecera bastante amplia con una altura de 60 centímetros y provista de varios bebederos y comederos. Puedes incorporar un poco de paja en la pecera para que el pato la utilice como cama. Lo mejor es tener una pareja de patos para que no se encuentren tan solos. Procura que los patos no estén demasiado expuestos al frío o al calor.

Es necesario limpiar su hogar y su cama frecuentemente, para que tu pato tenga unas condiciones óptimas en las que vivir. En relación a la alimentación, lo mejor es proporcionarle un pienso específico para aves de corral y, de vez en cuando, le puedes dar verduras frescas, como es la lechuga. Es importante que tu pato siempre tenga agua limpia y fresca, la cual puede tomar en un bebedero especial para patos.

Espero que te animes y decidas tener un pato como mascota, con una serie de cuidados mínimos podrás disfrutar de esta simpática ave.

 

Ir arriba