Collares y correas para perros

Cuando decides sacar a pasear a tu perro por primera vez es común que te encuentres con algunos problemas. Por ejemplo, que tu perro tire mucho de la cadena y que no respete el ritmo del paseo. Tal vez es que no estás usando un tipo adecuado de correa o de collar. Hoy te damos algunos consejos para que acostumbres a tu mascota a salir de paseo de una manera tranquila y sosegada.

Aunque los collares de cuello quedan muy bien, la verdad es que pueden hacer daño a tu mascota si tiran mucho. Podrian llegar a asfixiarse al tirar o causarse algunas lesiones. Hay quienes les ponen un collar de pinchos que, cada vez que tiran, se les clava en el cuello. De esta manera piensan que pueden acostumbrarlos a que no tiren, pero la realidad es que les hacen mucho daño y, en ocasiones, no sirven para nada.

Lo que te recomendamos es que uses un arnés, de manera que les sujete bien el cuerpo. Así, cuando tiren, no se ahogarán, sino que estarán retenidos por el tronco. Ahora tienes que escoger un tipo de correa adecuada. Si lo que quieres es que tu perro vaya despacio y no pegue tirones, las correas extensibles quedan descartadas por ahora. Tienen que saber dónde están los límites y esta correa no está pensada para él. Lo mejor es una correa sintética, que esté bien trenzada y sea fuerte, para evitar que en un tirón se pueda escapar.

Hay un tipo especial de correa que va atada a un collar conocido como “de cabeza” o “halti”.  A simple vista parece un bozal, pero en realidad es una especie de guía. Funciona de una manera muy curiosa: si el perro tira, la correa, que va atada al collar de cabeza, hace que tu perro gire. Así que no podrá correr porque le será imposible ir en línea recta. Sin embargo, podría hacerse daño en la espina dorsal si no lo pones bien.

Así que lo mejor es que consultes con un adiestrador para que te indiquen un buen método para tu mascota y, sobre todo, cómo usarlo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here