Los perros que husmean

perro nariz

Esta es una situación con la que muchos dueños debemos lidiar, dada nuestra naturaleza esta actitud nos parece embarazosa y para algunos podría parecer hasta ofensiva; sin embargo para nuestras mascotas no lo es; de hecho es de lo más común.

El olfato es uno de los más importantes y desarrollados sentidos del perro. Es por el olor que los perros se conocen y reconocen entre sí, humeando la glándula anal de cada uno. Consecuentemente, para los perros esta es la manera natural e instintiva de reconocer a la gente también. Con todo, esta situación puede volverse bastante incómoda tanto para el amo como para sus visitas.

Los perros necesitan de husmear a las personas para reconcerlas, sin embargo deberán parar de hacerlo cuando tú se lo ordenes. Cuando intentan alejar al perro de la gente, muchos amos suelen decirles algo como «hey» «quítate de ahí» «¡no!» pero se olvidan de decirles lo que sí deberán hacer.

La mejor manera de revertir la situación será adiestrando a tu perro para que se siente cuando se lo ordenas y siempre que te obedezca no olvides premiarlo. La mejor manera de entrenarlo en esta actitud en particular es encontrando a un voluntario ajeno a la familia para que simule que llega y se va varias veces. Hazlo pasar y en cuanto se abalance sobre él siéntalo, repite la operación varias veces, Cuando lo haga, recompénsalo y manten el entrenamiento durante dos o tres días; el can finalmente se habituará a dicha escena.

Ir arriba