El estrés post vacacional puede generar hiperactividad en nuestras mascotas

La vuelta a la rutina tras disfrutar de las vacaciones de verano, puede suponer importantes cambios para nuestra mascota. Esto es debido a que ya no disponemos de tanto tiempo para ella, lo que se puede traducir en importantes cambios de comportamiento que pueden afectar a su salud.

Entre las alteraciones más habituales destaca la hiperactividad, trastornos en la alimentación, llantos o pérdida de control de esfínteres, pudiendo desembocar en un trastorno conocido como ansiedad por separación, según informan desde Santévet.

Durante las vacaciones de verano las mascotas suelen realizar más ejercicio, sin horarios establecidos, rodeadas de constantes estímulos, y disfrutando de más tiempo con sus dueños. En cambio, en septiembre de repente se encuentran con una rutina mucho más tranquila, lo que genera que no sepan qué hacer con ese exceso de energía y se muestren hiperactivos, reclamen más atención y mordisqueen o destrocen juguetes u otros objetos que encuentren a su alcance”, explican las veterinarias. Esta sobre-activación suele ir acompañada de trastornos en la alimentación como comer con ansia, rápidamente y sin masticar, o lo contrario, poco apetito o apatía, en un estado casi depresivo, así como llantos y ladridos y pérdida de control de esfínteres en animales habitualmente limpios y enseñados.   

Ante esta situación, las veterinarias recomiendan que la vuelta a la rutina sea lo menos traumática posible, con un retorno progresivo a las rutinas de alimentación, paseos, baños y tiempo en familia, ofrecerles premios, y mucha paciencia.  

Bouzid y Belinchón explican que es importante prestar atención a las señales, ya que “podemos achacar equivocadamente un decaimiento, una falta de apetito o una incontinencia a un estrés postvacacional, cuando realmente pueden deberse a alguna enfermedad”.  

Las expertas recomiendan visitar al veterinario al volver de vacaciones para confirmar la buena salud de la mascota, ya que puede haber contraído alguna patología endémica de la zona visitada, y será necesario valorar la necesidad de hacer analíticas de sangre que descarte enfermedades tales como la leishmaniosis y la filariosis, transmitidas por flebotomo o por mosquito, así como otras enfermedades infecciosas transmitidas por garrapatas.  

Es necesario desparasitar interna y externamente nuestros animales durante todo el año, pero especialmente si ha pasado mucho tiempo en exteriores, así como realizar una revisión de los oídos, las uñas, la boca, la piel, el pelo o el peso, para confirmar que se encuentra sano. Cuanto antes podamos diagnosticarlo, más fácil y rápido será tratar y curar a nuestro animal”, indican. 

La importancia de contar con un seguro de salud para mascotas  

Si con la vuelta a la rutina las expertas recomiendan visitar al veterinario para prevenir y atender posibles síntomas de nuestros animales de compañía, los seguros de salud para mascotas son una buena opción para no preocuparnos por los gastos que este profesional pueda suponer.  

El seguro de salud para mascotas de Santévet, especialista en seguros de salud para mascotas y el más recomendado por veterinarios, permite la libre elección de cualquier centro veterinario, sin depender de listas de centros específicos, dentro y fuera del país. Además, no excluye por raza o actividad, sino que todas las razas de perro o gato pueden gozar de estos beneficios, y ofrece las mismas garantías durante toda la vida de la mascota, sin reducciones con el paso del tiempo.  

La compañía también gestiona en menos de 48 horas el reembolso de hasta el 90% de los gastos veterinarios en caso de enfermedad, accidente y cirugía (urgencias, consultas, radiografías, analíticas y pruebas diagnósticas, medicamentos, tratamientos, como fisioterapia, quimioterapia y radioterapia, y más), mediante una aplicación propia y un proceso muy sencillo, y reembolsa los medicamentos, incluso en enfermedades crónicas.  

Del mismo modo, ofrece cobertura a todo riesgo para los cuidados de accidentes o enfermedades, cubre terapias alternativas y una limpieza dental anual, todas las modalidades incluyen un bono de prevención, que reembolsa una parte de los gastos derivados de vacunas, desparasitaciones, pipetas o identificación con microchip, y que puede utilizarse inmediatamente después de la contratación, y si se ha contratado una iguala o plan de salud en su centro veterinario de confianza, Santévet reembolsa el importe del bono de prevención de la factura del plan de salud. 

Scroll al inicio