Documenta correctamente a tu animales exóticos y evita sanciones

Si hay algo en lo que loros y tortugas ganan a perros y gatos es en longevidad. Son animales que nos pueden acompañar durante toda nuestra vida. Y la vida es muy larga y los cambios, vertiginosos. Es muy probable que esa mascota que adquiriste en los años 80 o 90 del pasado siglo de forma totalmente legal siga contigo. Pero… ¿sigue siendo legal?

El tráfico ilegal de animales, un problema de actualidad

Vaya por delante que el tráfico ilegal de especies es uno de los negocios más lucrativos del mundo, con puntos calientes en Iberoamérica, África y Asia y con sus principales mercados en China y Japón, aunque muchos más animales de los que parece acaban en el mercado europeo. Sin embargo, la Guardia Civil ha intervenido recientemente, en colaboración con el Ministerio para la Transición ecológica y Reto Demográfico (MITECO) cientos de especímenes. La mayoría de las infracciones son por la ausencia de permisosmarcado otras obligaciones en su gran mayoría posteriores a la adquisición legal de los animales. Eso es desconocimiento, no tráfico ilegal, pero no nos libra de posibles sanciones.

El ABC de la legalidad: Documentación imprescindible para animales exóticos. Ejemplos que te dorprenderán

Esas obligaciones vienen impuestas por el convenio CITES, un tratado internacional que regula el comercio de especies. Es un tratado que influye mucho en nuestras vidas, más de lo que parece, puesto que casi todas las especies de loros y otras muchas aves, de tortugas y del resto de reptiles a la venta, además de invertebrados acuáticos, están regulados por este convenio. El tratado experimenta cambios cada poco tiempo, protegiendo y regulando nuevas especies en cada uno de sus tres apéndices, imponiendo obligaciones para mascotas presentes en nuestros hogares a las que hay que adaptarse. “Sin embargo, no existen campañas claras  por parte de las autoridades para hacer llegar a la ciudadanía la importancia de esas obligaciones y sus frecuentes variaciones. Pese a que España firmó su entrada en 1986, el MITECO asumió las competencias en enero de 2022 y las dejó, de facto, en manos de la empresa pública TRAGSATEC tras 35 años en manos de los eficaces funcionarios de la Secretaría de Estado de Comercio, por lo que muchas cosas han cambiado a peor.” Declara  Dr. y biólogo Juan M. Gómez Berrazueta, presidente la Federación FAUNA (Federación de Asociaciones Unidas por la Naturaleza y los Animales)

España tiene, probablemente, la legislación más restrictiva de toda Europa, desde antes incluso de la entrada en vigor de la Ley de Derechos Animales, muy farragosa, cargada de burocracia y donde las Comunidades Autónomas y los ayuntamientos también tienen mucho que decir. Este caos legislativo y competencial puede llevarnos a vernos envueltos en un aprieto con las autoridades, y que incluso, acabemos siendo sancionados por contrabando, aunque la adquisición de nuestra mascota fuera totalmente legal en su momento” detalla el Dr. Gómez BerrazuetaPor poner un simple ejemplo, en España hay miles de ejemplares de loro gris africano o de tortugas moras y mapa, importados y comprados legalmente que se encuentran en situación irregular en la actualidad, por desidia de la Administración, cuya situación legal cambió sin que casi nadie se enterase. Las populares tortugas mapa deben estar obligatoriamente chipadas y disponer de documentación desde 2018. A partir de 2017, los loros grises precisan de un documento llamado “Certificado CITES UE” para autorizar su tenencia y deben estar marcados con chip o anilla cerrada. En muchos jardines habitan tortugas moras y sus descendientes que nunca se regularizaron para obtener ese certificado y que hoy en día la guardia civil valora en miles de euros, aunque el valor de mercado de un animal perfectamente legal apenas alcance poco más que un par de cientos, aumentando el valor de las sanciones añade

Descubre la guía completa para documentar a tus animales exóticos

Por ello, la Federación de Asociaciones Unidas por la Naturaleza y los Animales (FAUNA) cree que es clave dar a conocer a la ciudadanía los requisitos que se deben cumplir, con consejos básicos para tener la documentación de los animales en regla para que sus dueños no se acaben viendo en un serio aprieto. ¡TOMA NOTA!

  1. Cuando adquieras un animal, exige siempre factura de compra y, si los precisa, los documentos CITES que los amparen con su trazabilidad completa. Si están criados en España será necesario un certificado de cría en cautividad expedido por las autoridades. Si han nacido en otro país de la UE, será necesaria la documentación exigible en su país de origen. Las autoridades españolas tienen la obligación de comprobar su validez consultando a ese país dado el caso. 
  2. Los animales deben estar siempre marcados, o bien con una anilla cerrada o con un chip.Si eso no fuera posible, se debe entregar la documentación con una fotografía.
  3. Todavía es posible regularizar especímenes de especies CITES, como loros o tortugas, si disponemos de su documentación original o pruebas de su tenencia pre convención, como fotografías antiguas. Para ello, nos debemos dirigir al Ministerio para la Transición Ecológica y Reto Demográfico. Eso sí, ármate de paciencia. 
  4. El marcado de los animales es obligatorio salvo en peces y algunas excepciones. Si tienes una tortuga, como regla general deberás chiparla. Si tienes animales CITES exentos de obligación documental como Agapornis o kakarikis, deberás igualmente comprobar que llevan anilla cerrada o en su defecto, chiparlos en el veterinario. 
  5. Pide siempre la máxima documentación posible, aunque ahora no sea necesaria, la normativa puede cambiar y tu mascota puede vivir muchos años. Si adquiriste un animal y no te dieron ni siquiera un ticket, acércate al comercio donde lo adquiriste y que te lo faciliten. Si compraste a un criador, pídele un certificado de origen. 
  6. Y aunque desde FAUNA somos más que partidarios de la adopción, no te dejes llevar por tus impulsos, ya que adoptar un exótico de forma altruista no te exime de esas obligaciones. Así que una adopción sin documentos también puede ser un calvario más tarde. Siempre debes saber qué requisitos documentales tiene la especie concreta que vayas a adoptar. “Afortunadamente, los abandonos de exóticos son anecdóticos comparados con los de perros y gatos porque regularizarlos sin trazabilidad puede ser muy complejo” concluyen desde la Federación FAUNA.
Scroll al inicio