Cómo cuidar el pelaje de tu gato

Es necesario peinar al gato para eliminar los pelos muertos y evitar que se los trague mientras se asea, y también para impedir la formación de nudos en los gatos de pelo largo. Conviene asear a los gatos de pelo corto una o dos veces por semana y, a los de pelo largo, una vez cada dos días. El peine metálico de púas estrechas es el más eficaz porque permite peinar el pelo desde la base.

Hay que peinar en el sentido del pelo. El gato suele apreciar que se le pase el peine por el cuello y el mentón, pero se muestra más reticente cuando le llega el turno a la parte baja del lomo y al vientre. En los gatos de pelo largo que tienen mucho subpelo, como los persas, suelen formarse nudos en las zonas más sometidas a roce: detrás de las orejas, bajo las patas delanteras, bajo las patas traseras y en el vientre.

Hay que eliminar dichos nudos tan pronto como se formen con un diente de púas estrechas. Si se espera demasiado para peinarlo, todo el cuerpo se cubre de borra y entonces es necesario esquilar completamente al gato para librarlo de su caparazón.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here