Claude, un cangrejo… ¡de siete kilos!

Aunque no es una mascota, hoy os queremos contar la historia de Claude, un cangrejo gigante salvado en el último momento de convertirse en surimi. Este animal pertenece a la especie del cangrejo rey de Tasmania, un crustáceo enorme y que en Australia se considera un gran manjar. Y no nos extraña, porque a casi todos nos gustan las gamas, las patas de cangrejo o los langostinos, sobre todo en Navidad… ¿o no?

A pesar de lo apetecible de este animal, un trabajador de un acuario británico lo vio y maravillado por su gran tamaño decidió comprarlo para exhibirlo en el acuario. Pensó que los turistas se sentirían atraídos por este animal y a pesar de lo trabajoso del transporte, inició el papeleo para llevárselo hasta Reino Unido.

El cangrejo pesa en estos momentos siete kilos y tiene un tamaño de unos 38 centímetros de ancho. Pero todavía tiene que crecer un poco más. Cuando alcance su etapa de adulto pesará 14 kilos y medirá unos 46 centímetros. ¿Te imaginas lo que tiene que ser encontrarse con ese animal en la playa?

Si quieres verlo, tendrás que esperar a que pase la cuarentena para que sea expuesto. Probablemente podrás visitarlo en los parques Sea Life de Weymouth, Birmingham y Berlín, ya que dado el tamaño de este cangrejo seguro que se convierte rápidamente en una de las principales atracciones del zoo.

¿Y qué come este bicho?, te preguntarás. Pues aunque parezca mentira, por su gran tamaño, comen muy poco y su dieta se basa, sobre todo, en camarones, gambas pequeñas y algunos calamares. Y es que, al igual que ocurre con las ballenas, no por ser enorme significa que se alimente de animales grandes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here