Bulldog inglés: claves para mantenerlo limpio

El bulldog inglés es una raza realmente peculiar. A pesar de su apariencia de «malotes» suelen ser perros bastante tranquilos y con buen carácter. Eso sí, a la hora de bañarlo y de su higiene hay que tener en cuenta algunos aspectos importantes para que estén siempre estupendos.

El tema de los pliegues es fundamental. Sus arrugas son una de sus características, que los hace realmente especiales, pero a la vez pueden ser focos de infección o dermatitis.

Es muy importante que limpies la zona con una toallita húmeda (por ejemplo, las de bebé vienen genial) para que no queden residuos como pelos, sudor, babas… Después, seca bien la zona. Tampoco viene mal aplicar un poco de vaselina.

Los ojos son otro de los puntos débiles de estos perros, ya que les lagrimean bastante. Casi diarimante, aplica un limpiador ocular (pídele consejo al veterinario, por supuesto), arrastrando hacia fuera del ojo, con lo que conseguiremos limpiar todo lo que bordea al ojo.

Sobre todo, cambia de gasa para limpiar el otro ojo, ya que si hubiera alguna infección, se la acabarías pasando.

Foto de Bull dog breed

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here