-

Las mascotas, los grandes amigos de los niños durante la pandemia

Desde el inicio de la pandemia, son muchos los estudios que confirman el impacto negativo que están teniendo las limitaciones de movilidad para los más jóvenes. Según estos estudios, entre los efectos negativos principales están el deterioro de la dieta, la reducción de la actividad física, la limitación social o la ansiedad.

Durante todo este periodo, las mascotas han sido una de las fuentes de apoyo más importantes para las personas, incluidos los más jóvenes. Precisamente ese apoyo social es uno de los factores más importantes de protección de la salud mental y el bienestar de las personas.

Debido a esta situación, desde la fundación Affinity se sigue trabajando para paliar esos efectos negativos de la Covid-19 en niños y adolescentes, gracias a la ayuda de sus mascotas.

Menores tutelados: gestión de la ansiedad y la frustración

El distanciamiento social y las restricciones de movilidad han sido especialmente duras para los menores tutelados que residen en Centros Residenciales de Acción Educativa (CRAE). Para ellos, el confinamiento no solo significó dejar de ir a la escuela, relacionarse con sus amigos y practicar deporte o actividades al aire libre. También tuvieron que hacer frente a no ver a sus familias durante alrededor de tres meses y convivir todo el día en el centro, con los demás niños, jóvenes y educadores.

Pese a que ahora las medidas son más relajadas, los efectos negativos de la Covid-19 persisten en muchos casos. Por ello, el equipo de terapias de Fundación Affinity trabaja de forma continuada con ellos. Mediante dinámicas basadas en la colaboración y el juego, el equipo y sus perros de terapia consiguen trabajar aspectos tan importantes como son gestionar la frustración, el estrés y la falta de motivación y de contacto social. También se refuerza el trabajo en equipo, la confianza y la seguridad en sí mismos.

El contacto directo con los animales – en este caso, perros de terapia – no solo tiene efectos psicológicos positivos, sino que también ofrece mejoras a nivel fisiológico. Este contacto activa la hormona “oxitocina”, que induce sentimientos de afecto positivo. Además, también se produce una reducción significativa de los niveles de cortisol, una hormona que está relacionada con los niveles de estrés de nuestro organismo.

La Fundación también trabaja con la escuela Lleó XIII, situada en Barcelona. Desde 2018, ambas entidades colaboran en una iniciativa pionera en nuestro país para fomentar el respeto en las aulas mediante la ayuda e interacción con los perros de terapia. Ahora, a raíz de la pandemia, han introducido también en su programa actividades y dinámicas que les permitan trabajar la disminución de contacto social, la gestión emocional y su bienestar.

Animales de compañía: un gran apoyo para las personas

El apoyo social es un conjunto de recursos psicológicos (proveniente de otras personas) que son significativos para un individuo y que lo hacen sentirse estimado y valorado. Según indica un estudio realizado por la Cátedra Fundación Affinity Animales y Salud, publicado recientemente en la prestigiosa revista científica Frontiers in Psychiatry, el apoyo social puede dividirse en 5 dimensiones:

  • Disponibilidad: una fuente ideal de apoyo social seria aquella que se encuentra siempre o casi siempre disponible para la persona.
  • Actividades compartidas: la naturaleza social del ser humano hace que nos guste realizar actividades lúdicas en compañía de aquellos a quienes queremos.
  • Confidente: poder hablar con alguien, sobre todo acerca de aquello que nos preocupa, es uno de los aspectos que más valoramos de nuestras relaciones con los demás.
  • Contacto social: el contacto físico es una parte del apoyo social que nos ayuda a sentirnos menos solos y a enfrentarnos mejor a momentos de dificultad.
  • Oportunidad para cuidar: poder cuidar de nuestros seres queridos nos hacer sentir bien, tanto como cuando somos cuidados por los demás.

Los animales de compañía cubren todas estas dimensiones del vínculo, y por ello se convierten en uno de nuestros principales apoyos.

Los niños tienden a buscar la compañía de sus perros y sus gatos en momentos de dificultad. De hecho, un estudio reciente llevado a cabo por la Cátedra Fundación Affinity, en colaboración con el Departamento de Pedagogía Aplicada de la UAB, asegura que en momentos de dificultad y de estrés, los niños buscan el apoyo de su perro o gato en la misma medida que buscan el apoyo de sus padres, y por delante de cualquier otro miembro de la familia.

294fd292da32dd9b75d2ac60bff2e0e0?s=96&d=mm&r=g
Angel
Me considero un apasionado de la informática y todo lo que rodea al mundo de la programación. La lectura es otro de mis mayores placeres, mucho mejor si lo puedo hacer en mitad del campo, junto con mi mascota.

Lo último...

El gato, animal carnívoro por excelencia

El gato es un animal carnívoro pero según un estudio reciente, se ha comprobado que suele tomar más del doble de hidratos de carbono...

5 de cada 100 gatos podrían sufrir asma

El asma es una enfermedad que suele ser muy habitual en los gatos. Se estima que entre el 1 y el 5 por ciento...

Comida deshidratada una nueva forma de alimentar a tu perro

Cada vez más personas se suman a la iniciativa de alimentar a su perro de forma natural y sana, proporcionándoles alimentos de verdad. Gracias...

Perros de terapia de Fundación Affinity para mejorar las relaciones paternofiliales

Desde la Fundación Affinity, y a través de la Dirección General de Atención a la Infancia y la Adolescencia, ha impulsado un programa de...

5 claves para detectar un servicio veterinario de alta calidad

En España existen más de 6.200 centros de atención a mascotas. Al igual que las personas, nuestros amigos merecen siempre la mejor atención para...