¿Qué collar y correa elegir?

En el mercado hay una gran variedad de productos, desde el más sobrio hasta el más colorista. Con estos accesorios pasa un poco como con la ropa de bebé. Al principio son muy monos, pero al cabo de unas cuantas semanas son demasiado pequeños. Un cachorro, dependiendo de su raza, crece más o menos rápido. Por eso no está aconsejado gastarse una fortuna al principio.

Antes que nada, hay que fijarse en la calidad. Esto no significa forzosamente elegir lo más caro. Hay algunos fabricantes que venden accesorios para perros a sumas desorbitadas, pero por precios muy correctos se pueden comprar artículos fiables, resistentes y bellos.

¿Qué es mejor, el cuero o el nylon? Es una cuestión de tacto para el dueño. El primero tiene la ventaja de no calentarse si el perro tiene tendencia a excitarse al tirar de la cadena, contrariamente a algunos nylons (los de mala calidad). En cambio, éste último se puede meter en la lavadora.

 Un collar y una correa demasiado grandes (y a la inversa) no son más que una fuente de problemas para el dueño, y pueden suponer ciertos peligros para el perro. Si tira de ella, puede que nos quedemos con el collar en la punta de la cadena … y que el perro se encuentre suelto en medio de la calzada. No hay que olvidar que llevar un collar y una correa no es algo natural para un perro. Hay que integrar estos accesorios suavemente en la vida del cachorro, desde la llegada al hogar. La única solución para evitar su rechazo es presentarlos durante un juego en el interior de casa, y no insistir demasiado al principio.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here